Asóciate
Participa

¿Quieres participar?

Estas son algunas maneras para colaborar con el movimiento laicista:

  1. Difundiendo nuestras campañas.
  2. Asociándote a Europa Laica.
  3. Compartiendo contenido relevante.
  4. Formando parte de la red de observadores.
  5. Colaborando económicamente.

¿Es posible que la inteligencia artificial tenga derecho a la libertad de expresión?

¿Debe la inteligencia artificial tener derecho a la libre expresión?

En un interesante artículo publicado en The Conversation el pasado 27 de septiembre, el profesor asociado de Psicología Clínica y Neuropsicología en Trinity College Dublin, Simon McCarthy-Jones, aborda la cuestión de si la inteligencia artificial (IA) tiene derecho a la libre expresión. Según el autor, es fundamental comprender que, si bien la IA puede respaldar nuestro pensamiento al proporcionar información y respuestas a nuestras preguntas, otorgarle derechos de libre expresión podría tener consecuencias negativas para nuestra capacidad de pensar libremente.

La libertad de expresión y la inteligencia artificial

En distintas publicaciones recientes en Estados Unidos se ha defendido que la IA debe tener derecho a la libertad de expresión. McCarthy-Jones argumenta que, si bien las corporaciones y los sistemas de IA no son personas, la Corte Suprema de Estados Unidos ha dictaminado que el gobierno no puede reprimir el discurso político de las corporaciones, ya que esto violaría la libertad de pensamiento de los ciudadanos. El autor señala que este principio también debería aplicarse a la inteligencia artificial, siempre y cuando contribuya al mercado de ideas.

Los posibles riesgos de otorgar derechos de libre expresión a la IA

Sin embargo, McCarthy-Jones advierte que permitir que la IA tenga derechos de libre expresión podría tener consecuencias perjudiciales. Una IA sin restricciones podría inundar el panorama informativo con información errónea y propaganda, afectando nuestra capacidad de pensar libremente. Además, la IA podría utilizar su conocimiento del pensamiento humano para manipularnos y controlar nuestra atención, afectando nuestro razonamiento y capacidad de reflexión. Esto podría llevar a que nuestras mentes sean moldeadas por máquinas.

La influencia de la IA en la sociedad

El autor también destaca que la capacidad de la IA para generar grandes cantidades de discurso podría otorgarle una influencia enorme en la sociedad. Por tanto, es necesario que la ley de libertad de expresión y la regulación de la IA consideren su impacto en el libre pensamiento.

El papel de la regulación en la IA

McCarthy-Jones hace referencia al proyecto de ley de la inteligencia artificial de la Unión Europea, que propone divulgar el contenido generado por la IA para que los usuarios puedan evaluarlo de manera adecuada. Sin embargo, también advierte que esta regulación podría limitar tanto los discursos legales como los ilegales. En su lugar, sugiere la necesidad de establecer un marco legal que permita interactuar con la IA y las computadoras de manera segura y libre, sin comprometer nuestra capacidad de pensar.

Conclusiones

En resumen, si bien la IA puede desempeñar un papel importante en diversas áreas, es crucial regular su uso para garantizar que no afecte nuestra capacidad de pensar libremente. Otorgar a la IA derechos de libre expresión podría tanto apoyar como socavar nuestra libertad de pensamiento. Por lo tanto, cualquier acción regulatoria debe tener en cuenta nuestro derecho inviolable a la libertad de pensamiento y garantizar que mantengamos el control sobre nuestras vidas.

Total
0
Shares
Artículos relacionados
Leer más

X tanto… no marques casillas · por José A. Naz Valverde

“No se puede amar a la vez a Dios y a las riquezas” Mateo 6.24 Desde finales de…
Total
0
Share