«El sectarismo en Iraq es también tribal»

«Los cristianos formaban parte de una clase media que está desapareciendo»

Libanés acostumbrado a que las divisiones confesionales marquen la política, Jean Benjamin Sleiman, arzobispo latino de Bagdad – como denominan en Oriente Medio al católico apostólico romano-sufre al ver que su país de acogida desde el 2001 se desgarra. Los analistas políticos suelen reducir el conflicto en Iraq a enfrentamientos entre suníes y chiíes. Monseñor Sleiman explicará hoy en conferencia de prensa en Madrid las necesidades de Cáritas en Iraq, junto con su director, Nabil Nisan. De las consecuencias de la retirada del ejército de EE. UU. de las ciudades iraquíes no habla. "Es una cuestión demasiado política", dice.

¿Es un conflicto religioso?

Las actuales guerras en Iraq no son guerras de religión o de civilización.
Hay signos positivos en el rechazo a la confesionalización extremista pero el sectarismo no es sólo religioso o político. Además de la religión está el sectarismo tribal, que genera una solidaridad parecida. Religión y tribalismo conservan así su alianza tradicional. Los iraquíes se dividen entonces en árabes, kurdos, asirios, armenios, turcomanos y otros, y se diferencian entre musulmanes (suníes y chiíes) y cristianos, yazidíes, mandeos…

¿Cuál es el papel del llamado integrismo islámico, entonces?

El fenómeno fundamentalista, que es volver al origen, se ha extendido muy rápidamente en el islam. Ha penetrado enseguida y ha echado raíces. Pero la propia Al Qaeda condena a los chiíes. Afortunadamente, hay liberales que, aunque sean creyentes, son laicos. En las últimas elecciones regionales no apoyaron mucho a los extremistas. El primer ministro, Nuri al Maliki, pertenece a un partido religioso pero tiene un discurso no confesional.

¿Dónde quedan los cristianos en esta estructura política?

Incluso con Sadam los cristianos no eran ciudadanos de pleno derecho. Las leyes se basan en la charia, a pesar de haberlas maquillado.La sociedad civil ha estado dirigida y administrada por la charia. La Constitución dice que ninguna ley puede ir en contra de la charia. Si persiguen a alguien por cuestiones de corrupción, como pasó con un ministro, se dice que es porque es chií.

¿Cuál es la prioridad ahora para los cristianos en Iraq?

Tenemos un principio: la necesidad antes, el credo, después. El gran problema que pervierte todo es el miedo a una república teocrática. Junto con el miedo a la falta de seguridad. La gente no puede aceptar cualquier trabajo por miedo a ser asociado al invasor. Ha habido una subida de los precios. Hay nuevos ricos, no por el sudor de su frente, y nuevos pobres. Los cristianos formaban parte de una clase media que está desapareciendo.

Print Friendly, PDF & Email

También te podría gustar...