El Rey en la visita del Papa

El 10-7 ha publicado El Mundo y La Opinión de Granada la carta que sigue. Me parece que mientras el Rey se comporte como lo hace, siendo el "primer alcalde" (es una forma de hablar, pues los alcaldes sí son elegidos democráticamente), será más difícil exigirles a los alcaldes de verdad, y a otros cargos y autoridades, respeto.

Uno: El artículo 16.3 de la Constitución proclama que en España “ninguna religión tendrá carácter estatal”, y el Tribunal Constitucional hace mucho que precisó este precepto diciendo que “El Estado se prohíbe a sí mismo cualquier concurrencia, junto a los ciudadanos, en calidad de sujeto, de actos o actitudes de signo religioso” (Sentencia nº 24/1982 (Pleno) de 13 de Mayo).

Dos: Según el artículo 56.1 de la Constitución, el Rey es el símbolo de la unidad del Estado y asume su más alta representación.

Conclusiones: Cuando el Rey, públicamente, adopta actitudes de sumisión ante un líder religioso (como la de inclinarse ante el Papa y besarle el anillo) y participa en actos religiosos (como la misa oficiada el domingo por Benedicto XVI), vulnera la Constitución al más alto nivel.

Print Friendly, PDF & Email

También te podría gustar...