El PSOE destaca que los docentes, como autoridad pública, deben «tomar decisiones» en casos como el de los crucifijos

El portavoz del Grupo Parlamentario Socialista en la Asamblea de Extremadura, Ignacio Sánchez Amor, ha considerado que los docentes tienen la consideración de autoridad pública "para hacer cumplir la ley, con ventajas, pero con responsabilidades", y por tanto "tomar decisiones" en conflictos como la retirada de crucifijos en los colegios.

   En una rueda de prensa que ha ofrecido en Mérida, Sánchez Amor ha considerado que "tiene todo el sentido" que los docentes reclamen su carácter de autoridad pública en relación con su actividad académica, pero ha recordado que esta consideración "no es sólo beneficiarse de una especial protección, sino tener una especial responsabilidad en el cumplimiento de la ley".

   "Uno no puede reclamar ser autoridad pública, y cuando aparece un conflicto como el de los crucifijos decir que 'a mi esto que me lo arregle otra autoridad pública", ha señalado.

   Así, ha reiterado que "no se puede querer ser sólo autoridad pública para cuando existe un conflicto con alguna familia o con algún chico", y posteriormente "pretender olvidar que uno es autoridad pública cuando le toca tomar decisiones que son de otro tipo como las de hacer cumplir las leyes y la Constitución en relación con los derechos de los padres a exigir que no haya símbolos religiosos en una clases".

   Finalmente, ha destacado que cuando uno quiere ser autoridad pública "es para asumir que está efectivamente para hacer cumplir la ley", lo cual tiene unos aspectos que "son agradables, que protegen al profesor, y tienen otros aspectos que son de hacer responsable al profesor de que se cumpla la ley en todos sus aspectos, y también la comunidad educativa cuando un padre exige sus derechos legales respecto de otros asuntos".

Print Friendly, PDF & Email

También te podría gustar...