El PSOE defiende la retirada de los símbolos religiosos de los colegios públicos

La portavoz socialista de Educación, Amparo Valcarce, defendió hoy la retirada de los símbolos religiosos de los centros escolares públicos, «para garantizar el principio de neutralidad ideológica de los mismos», según nota oficial de este partido.

   Valcarce ha realizado estas manifestaciones a propósito de la polémica suscitada en Italia por la decisión de un tribunal de ordenar la retirada de los crucifijos de un centro público de educación primaria tras solicitarlo el padre de uno de los alumnos.
A este respecto, la portavoz recordó que el Grupo Parlamentario Socialista tiene presentada en el Registro del Congreso una proposición no de Ley, pendiente de debate en el Pleno, para que se garantice el principio de neutralidad ideológica en los centros docentes públicos.

   En dicha iniciativa, se insta al Gobierno a «que adopte las medidas oportunas para que en los centros docentes públicos la actividad educativa se desarrolle con sujeción al principio de neutralidad ideológica y respeto de las opciones religiosas y morales a que hace referencia la Constitución, e impida la utilización de cualesquiera símbolos que pudieran violentar esos derechos reconocidos constitucionalmente».

EL EJEMPLO FRANCÉS
La diputada puso como ejemplo Francia, donde el sistema educativo público es perfectamente laico. En ese país renace ahora el debate tras detectarse algunos conflictos con los símbolos religiosos en una escuela cada vez con más mezcla de razas y culturas, un panorama similar al que presentan muchos países, incluido España.

  El PSOE quiere dejar muy claro que esta medida no se plantea para los colegios concertados, cuyo ideario católico (en su mayoría) se manifiesta de antemano públicamente. «Queremos ser muy respetuosos con eso, como lo es la Constitución cuando garantiza el derecho a elegir enseñanza».
Los Defensores del Pueblo de algunas comunidades autónomas se han ido manifestando sobre la cuestión. Lo han hecho a petición de padres y maestros, porque los crucifijos y vírgenes están aún presentes en muchos centros educativos públicos. El defensor andaluz, el sacerdote José Chamizo, entre otros, pidió que se retiraran estos símbolos en el momento en que un solo padre lo pidiera. Un tribunal italiano ha ordenado ahora descolgar las cruces de una escuela porque así lo ha solicitado el padre de un alumno, de confesión musulmana. La sentencia podría extenderse al resto de los centros públicos. El Vaticano ya ha manifestado su oposición. Ese «símbolo de salvación», ha dicho, «no nos lo quitará nadie».

Print Friendly, PDF & Email

También te podría gustar...