El pleno insta al Arzobispado a que desista en su pugna por la ermita

Recuerda que, ni cuando en 1999 se realizó el inventario de bienes municipales ni cuando en 2006 se inscribió a nombre del municipio, la iglesia interpuso ningún recurso contra ello

El pleno de la Corporación de Fuentespina acordó por unanimidad en la sesión extraordinaria celebrada la noche del jueves solicitar al Arzobispado de Burgos que paralice el proceso judicial emprendido para inscribir a su nombre la ermita del Padre Eterno y del que tuvo conocimiento después de que, el juzgado, remitiera a este Ayuntamiento ribereño un requerimiento exigiéndole que acreditase la titularidad del santuario.

La alcaldesa de Fuentespina, María José Mato, mostró su extrañeza por que los responsables de la diócesis hayan emprendido ahora una lucha por conseguir la propiedad de un inmueble que siempre ha sido propiedad del pueblo que, de hecho, fue quien sufragó su construcción mediante aportaciones particulares realizadas en el siglo XVIII.

Una incomprensión que se acentúa si se tiene en cuenta que, cuando en 1999 se realizó el inventario de bienes municipales, ya se recogió el Padre Eterno como propiedad del pueblo. Posteriormente, en el año 2006, además, se dio carta de naturaleza a la inclusión de la ermita en el listado de posesiones de la localidad formalizando su inscripción en el registro. En ese momento se abrió un plazo de dos años para que pudieran presentarse cuantos recursos se consideraran pertinentes. Sin embargo, la Iglesia no recurrió.

EXCLUSIVIDAD EN EL CULTO

De hecho, cuando estaba a punto de expirar este plazo, desde el Arzobispado se solicitó al Ayuntamiento una reunión en la que, tras analizar la documentación que se les presentó, únicamente, se le pidió que se garantizara que la ermita iba a dedicarse únicamente al culto católico, a lo que se accedió. «La cosa quedó medianamente tranquila y no entendemos por qué, a la vuelta de seis años, nos vuelven con esta retahila», subraya la regidora.

Teniendo en cuenta que el proceso judicial ha sido iniciado en nombre de la parroquia San Miguel Arcángel de Fuentespina, antes de la celebración del pleno la Corporación mantuvo un encuentro con la Junta Parroquial, quien aseguró no tener nada que ver con ninguna medida emprendida. De hecho, asegura Mato, parece que detrás de la denuncia se encuentra el vicario general de la diócesis, Andrés Picón. «El párroco dice que no quiere saber nada, que va a permanecer al margen. Pero la Junta Parroquial no está dispuesta a que la ermita cambie de titularidad. Siempre ha sido del pueblo y lo podemos demostrar», insiste.

Mato lamentó que en un momento en el que el pueblo vive tranquilo, sea la Iglesia la que venga a alterar «la paz social», al mismo tiempo que advirtió que si no cejan en su empeño, el Ayuntamiento se defenderá. Asimismo, criticó que en un momento con tantas dificultades económicas y tantas necesidades, el Arzobispado gaste dinero en emprender una lucha judicial por la ermita.

Ermita del Padre Eterno en Fuentespina Burgos

La ermita del Padre Eterno se alza a las afueras de Fuentespina, entre la A-I y la antigua carretera de Madrid. DB

Archivos de imagen relacionados

  • Ermita del Padre Eterno en Fuentespina Burgos
Print Friendly, PDF & Email

También te podría gustar...