El informe de la comisión de la Mezquita-Catedral de Córdoba acusa a la Iglesia de «desvirtuar» el templo

La alcaldesa, Isabel Ambrosio (PSOE), ya tiene encima de su mesa el informe de la comisión municipal sobre la Mezquita-Catedral, creado en 2017 para asesorar al Consistorio de la capital en la elaboración de una estrategia para que el templo tenga carácter público, esto es, que deje ser propiedad de la Iglesia. ¿Qué dice el documento? A esta pregunta respondió ayer para ABC el presidente de este órgano, Federico Mayor Zaragoza: «Hay que poner las cosas en su sitio, hay que dar marcha atrás: la Iglesia no puede seguir siendo la propietaria de ese edificio, sino que tiene que volver a ser público».

Eso es lo que concluye el documento, que hace hincapié en una idea que el expresidente de la Unesco mencionó con fuerza en su conversación telefónica con este periódico. «La Iglesia ha desvirtuado la Mezquita-Catedral, y digo Mezquita-Catedral y no solo Catedral, porque su valor universal se encuentra en que antes que catedral fue mezquita, y que cuando se levantó la catedral pervivió la mezquita». Federico Mayor Zaragoza hizo hincapié en la nomeclatura a pesar de que el Cabildo se refiere oficialmente al inmueble desde 2016 como «Mezquita-Catedral».

El documento que ya tiene en posesión el equipo de gobierno municipal va más allá: acusa de un modo directo a la institución eclesiástica de haber dejado en una anécdota el valor real del templo, y por el que Mayor Zaragoza recuerda que la Unesco le otorgó el título de Patrimonio de la Humanidad. «No se puede seguir olvidando, como ha ocurrido en estos años pasados, que Córdoba es mundialmente conocida por ser un símbolo de la interculturalidad», subrayó el presidente de la comisión.

Inmatriculada como Catedral

El documento le hace un reproche claro a la Iglesia, tal y como precisó ayer Federico Mayor Zaragoza. «Decimos que cuando se produjo la inmatriculación del edificio [año 2006] la Iglesia no lo inscribió como Mezquita-Catedral, sino sólo como Catedral, y eso no puede ser, es un error, a eso hay que darle marcha atrás, y así lo ponemos en el documento». El informe, con todo, le reconoce al templo «una indudable función religiosa para los católicos en la actualidad», si bien argumenta que se puede mantener aunque la Iglesia pierda la gestión del monumento, «que ha de ser de todos, del Estado».

¿Qué pasos dará el Ayuntamiento una vez que conoce las conclusiones del informe? «Nuestro trabajo era entregar el documento en el que reflejamos nuestro análisis: ahora le toca a la alcaldesa difundirlo y tomar una decisión», se extendió Mayor Zaragoza. El margen de maniobra de la autoridad municipal es limitado en este asunto. La Asesoría Jurídica ya realizó un extenso informe donde se dice que el Consistorio no puede reclamar la propiedad bajo ninguna de las situaciones establecidas por la legislación. Dicho informe era lo suficientemente contundente como para que la alcaldesa haya declarado que su gobierno municipal no va a reclamar la Mezquita para la institución que preside.

Print Friendly, PDF & Email

También te podría gustar...