El Gobierno retirará los crucifijos si así lo establece la ley de libertad religiosa

Zapatero dice que este asunto no está «en este momento» en la agenda del Ejecutivo.- Rouco Varela califica de «triste y dolorosa» la propuesta de retirada de esos símbolos religiosos de las aulas

El presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, ha asegurado este jueves que la retirada de los crucifijos de las escuelas públicas no está "en este momento" en la agenda del Ejecutivo, y ha aplazado cualquier decisión al respecto a que, "en su caso", así lo prevea la Ley de Libertad Religiosa.

Zapatero, que se ha referido a este asunto en la rueda de prensa que ha ofrecido en el Palacio de la Moncloa junto al presidente del Parlamento Europeo, Jerzy Buzek, ha dicho que el Gobierno siempre abordaría una cuestión de este tipo buscando el consenso, la pluralidad y el espíritu y la letra de la Constitución. A su juicio, algunas de las declaraciones que están realizando al respecto dirigentes del Partido Popular están "bastante fuera de lugar".

El presidente del PP, Mariano Rajoy, ha declarado que el Gobierno central "no debe meterse" en la retirada de los crucifijos de los colegios y "no debe jugar a dividir a los españoles, sino por el contrario debe trabajar para unirlos". A su juicio, es un asunto sobre el que tienen que decidir las asociaciones de padres de alumnos. El vicesecretario general de Comunicación del PP, Esteban González Pons, ha criticado la "hipocresía" del PSOE por votar en el Congreso a favor de la retirada de los crucifijos y luego asistir a las procesiones de Semana Santa.

"El crucifijo es un símbolo de nuestra cultura"

El presidente de la Conferencia Episcopal Española, Antonio María Rouco Varela, ha expresado este jueves su deseo de que la proposición no de ley aprobada el miércoles por la Comisión de Educación del Congreso que insta al Gobierno a que se retiren los símbolos religiosos de los centros educativos "se quede ahí y no vaya más allá". Rouco Varela ha calificado de "muy triste y dolorosa" la iniciativa.

Así lo ha trasladado a los medios de comunicación minutos antes de la ceremonia de entrega de la Medalla de Oro de la Universidad Pontificia de Salamanca al obispo de Bilbao, Ricardo Blázquez.

Para Rouco, llama la atención "el método con el que se quieren llevar adelante estas propuestas" y ha acusado a los partidos políticos "sobre todo al PSOE", de olvidar "en ocasiones" que "la democracia funciona con la libertad, no con la imposición; facilitando el que se pueden ejercer los derechos y no limitándolos".

Una posición defendida también por el obispo de Bilbao, Ricardo Blázquez, quien ha recordado que el crucifijo es un símbolo de "nuestra cultura" y "no es bueno olvidarnos de nuestro pasado y de nuestra historia, dos veces milenaria".

En opinión de Rouco, con la retirada de este símbolo de los colegios estatales españoles se privará a las familias y los niños "de poder ver el signo más fundamental y característico de su fe, y no sólo de su fe en abstracto, sino de la fe que ha configurado su historia personal".

"Máximo consenso posible"

La propuesta aprobada este miércoles en la Cámara Baja pide trasladar a los colegios la jurisprudencia del Tribunal Europeo de Derechos Humanos, que, en una sentencia conocida el pasado 3 de noviembre, establece que la presencia de crucifijos en las aulas públicas "vulnera" la Convención Europea de Derechos Humanos, que España ha suscrito. El ministro de Justicia, Francisco Caamaño, ha señalado este jueves que la intención del Gobierno español es que durante la próxima presidencia europea, la UE en su conjunto se adhiera a dicho convenio y, por tanto, también a la doctrina del Tribunal de Estrasburgo.

Caamaño ha dicho que se va a "valorar la sentencia" para ver "qué grado de exigencia tiene para los Estados miembros", pero ha puntualizado que, en cualquier caso, hay que tener en cuenta que existe "una diferencia clara" entre los centros que cuentan con un ideario y los que no lo tienen. El ministro ha señalado que respetar el ideario de un centro educativo supone "diferencias en el régimen jurídico", y ha apuntado que "una de esas diferencias puede ser la de los símbolos religiosos". "Siempre es importante el ideario para tomar medidas si son de diferenciación", ha advertido.

Respecto a la posibilidad de que se incluya en la Ley de Libertad Religiosa la retirada de los crucifijos de las aulas, Caamaño ha insistido en que la sentencia de Estrasburgo debe valorarse teniendo en cuenta la Constitución y lo que han dicho los tribunales españoles para, "en su caso", trasladarla a la ley. "Lo importante es que encontremos el máximo consenso posible", ha recalcado el titular de Justicia.

El presidente de Europa Laica, Francisco Delgado, ha aplaudido la decisión del Congreso y ha asegurado que "todavía quedan muchos crucifijos en sitios públicos" en España que deben ser retirados. Según esta organizacón, uno de cada tres centros escolares públicos tiene crucifijos en sus aulas, sobre todo en el ámbito rural y en Andalucía, Extremadura, Castilla-La Mancha, Castilla y León y Galicia. Para Europa Laica, la presencia de estos símbolos religiosos en las escuelas sostenidas con fondos públicos vulnera la sentencia del Tribunal Europeo de Derechos Humanos y "atenta contra los principios de igualdad y neutralidad del Estado".

Print Friendly, PDF & Email

También te podría gustar...