El Gobierno no informa de las exenciones fiscales de la Iglesia

El PSOE denuncia falta de transparencia y de respeto al Congreso

COMENTARIO: Es evidente que los datos aportados por el Gobierno no se pueden corresponder a la realidad. Basta un simple cálculo: los capellanes de prisiones cobrarían unos 2.000 euros anuales y los militares (que cobran según su rango de capitán, coronel o general) cobrarían, según estos datos unos 6.000 euros anuales. Pero es que contamos con los datos del Servicio Andaluz de Salud que tiene en Granada 13 capellanes con un costo de 13.500 cada uno al año, es decir, unos 175.000 auros en una sóla provincia. Hágase un promedio y verán los millones de euros que se gasta el Estado en capellanes para asistencia religiosa. Unos puestos que se extienden también a los medios de comunicación, universidades, algunos cementerios,…


De las doce preguntas que hizo el pasado mes de enero el PSOE sobre los privilegios de la Iglesia Católica, el Gobierno no ha contestado a casi nada. No facilita ninguna información sobre la exención de impuestos como el IBI. Tampoco ofrece los datos completos sobre el número de profesores de religión y sobre el dinero que le cuestan al Estado.

El Gobierno de Rajoy no ofrece al Parlamento datos importantes sobre la fiscalidad y la financiación de la Iglesia Católica. Tres meses después de que el PSOE presentara una batería de preguntas, seguimos sin conocer cuántos millones de euros deja de recaudar el Estado porque la Iglesia Católica no paga el IBI de sus inmuebles. Tampoco el coste fiscal de la exención de impuestos como el de Sucesiones, Donaciones o Transmisiones Patrimoniales.

En su respuesta, el Gobierno alega que la recaudación de estos impuestos no corresponde al ámbito central sino al municipal o autonómico "por lo que no se dispone de datos". "Es una falta de respeto al Parlamento y no es creíble que no lo sepa" señala el diputado socialista Juan Moscoso, autor de las preguntas.

Moscoso piensa que el Gobierno no lo dice porque es una cifra "escandalosa". "Es chocante que se siga ocultando, que no se explique cuánto nos cuesta a los españoles el culto católico en un momento como este en el que se están privatizando servicios públicos, se está recortando la sanidad y la educación y sin embargo la Iglesia Católica sale indemne. Es un ejemplo más de la falta de transparencia del Gobierno y del PP".

A las cuestiones que contesta lo hace de forma muy incompleta y parcial. Por ejemplo, sobre el coste de los profesores de religión, el Gobierno afirma que "la Administración General del Estado solamente paga el coste de los profesores de religión católica, del nivel de educación infantil y primaria, de las Comunidades Autónomas de Andalucía, Aragón, Canarias, Cantabria además de Ceuta y Melilla y colegios en el exterior". El número total en 2012 fueron 2.953 y el coste total más de 94 millones de euros.

Sobre los capellanes de los hospitales dedicados a tiempo parcial o completo hay 415 pero "no hay datos sobre el coste de la asistencia religiosa. En los centros penitenciarios, el año pasado prestaron asistencia religiosa un total de 146 capellanes. En los Presupuestos Generales del Estado, la transferencia a la Conferencia Episcopal para la atención al culto en las prisiones supera los 300.000 euros para este ejercicio 2013.

La respuesta más concreta se refiere al número de sacerdotes que ejercen servicios espirituales dentro de las Fuerzas Armadas. Dice que hay 74 capellanes castrenses, 2 vicarios episcopales y un arzobispo castrense. El coste de este servicio fue el año pasado de más de 470.000 euros.

Print Friendly, PDF & Email

También te podría gustar...