El Gobierno incluye la libertad religiosa en la ley de las Fuerzas Armadas

El Consejo de Ministros ha aprobado el proyecto de ley orgánica de derechos y deberes de los miembros de las Fuerzas Armadas presentado ya en el mes de mayo, pero ahora en su versión definitiva para ser tramitado en el Congreso, con las observaciones que ha hecho el Consejo de Estado incluidas. Después de consultar con los estados mayores e informar a la oposición de su deseo de consensuar el contenido final del texto, la ministra de Defensa ha dado otro paso para que la ley que debe cerrar el proceso de modernización de las Fuerzas Armadas en el ámbito legislativo culmine en esta legislatura.

Aunque el Consejo de Estado no ha puesto ninguna pega de fondo al proyecto, sí que ha recomendado añadir una referencia a la libertad religiosa que debe ser aplicable como derecho a los militares y ha invitado a acotar algunos puntos del texto original sobre las vías de participación en el Consejo de Personal de las Fuerzas Armadas.

El citado órgano consultivo también propuso que se aclarara que las asociaciones de militares no podrán realizar actividades «paramilitares» y que Defensa debe habilitar locales para reuniones de carácter informativo, aunque no en «unidades de la fuerza o del apoyo de la fuerza de los Ejércitos». Con respecto a la composición del futuro «observatorio de la vida militar» que se formará a propuesta de las Cortes, el Consejo de Estado abogó por puntualizar que estará formado por ocho miembros, cuatro elegidos por el Congreso y otros cuatro por el Senado.

Defensa también ha decidido incluir en el proyecto las indicaciones del Consejo de Estado y, nada más ser aprobado en el Consejo de Ministros, Carme Chacón se volvió a reunir con el Jefe del Estado Mayor de la Defensa, José Julio Rodríguez, y con los de los estados mayores de los tres Ejércitos: Fulgencio Coll (Tierra), Manuel Rebollo (Armada) y José Jiménez (Aire) para entregarles el proyecto.

Igualmente el Ministerio ha introducido algunas de las peticiones que habían formulado las asociaciones de militares para que las reuniones en lugares de tránsito público sólo sean prohibidas cuando tengan «carácter reivindicativo» y también para mejorar los cauces de comunicación con las asociaciones de militares retirados. Chacón despachó antes con los portavoces parlamentarios en materia de Defensa para reiterar su voluntad de acuerdo en torno a la ley. La responsable del área en el Grupo Popular, Beatriz Rodríguez Salmones, se ha mostrado a favor de mejorar el texto a través de sus propias enmiendas una vez que el proyecto empiece el trámite parlamentario en la Cámara baja después de las vacaciones de verano.

Print Friendly, PDF & Email

También te podría gustar...