El gobernador de Veracruz (México) Javier Duarte (PRI) “mima” a obispos tras decretar ley antiaborto

Mientras a escala federal se gesta un ríspido debate por la ley que criminaliza el aborto e inclusive en la Ciudad de México se encuentra legalmente permitido, en Veracruz el priista Javier Duarte firmó, en el colegio católico Rougier, el decreto “Sí a la vida” que protege ésta desde la concepción, acompañado de obispos, pastores y líderes religiosos de la entidad.

La promulgación de la llamada, entre grupos feministas, ley antiaborto, fue saludada por el propio Duarte de Ochoa como una “fecha histórica” para una entidad llena de valores, justificó.

El gobernador Javier Duarte lució sonriente al encabezar la ceremonia de promulgación de la reforma al artículo cuarto de la llamada “ley de vida”, donde se protege ésta desde su concepción y se sanciona a mujeres que practiquen aborto, salvo casos excepcionales.

En la salutación con la ley que otorga sanciones penales a mujeres que practiquen el aborto en territorio veracruzano, Duarte de Ochoa se hizo acompañar del alcalde de Veracruz Ramón Poo Gil y de la presidenta de la mesa directiva del Congreso local Octavia Ortega.

“Hoy promulgamos esta ley, con el respaldo de 137 ayuntamientos y con el consenso de millones de veracruzanas y veracruzanos (sic) que hoy atestiguan con entusiasmo y esperanza la incorporación a nuestra legislación del derecho a la vida”, festinó el gobernador.

Incluso, en redes sociales ya circulan de forma viral fotografías de Duarte y su esposa, la presidenta del DIF Karime Macías, flanqueados, abrazados y sonrientes con jerarcas de las iglesias católica, protestante, evangélica y demás.

“Si bien en la Constitución se instituye con toda claridad la separación entre el Estado y las iglesias, esto no impide que iglesias y Estado coincidan en iniciativas que tienen como sentido fundamental la búsqueda de una mejor sociedad”, justificó en su discurso el mandatario.

El artículo de la Constitución Política local quedó de la siguiente manera: “El Estado garantizará el derecho a la vida del ser humano, desde el momento de la concepción hasta la muerte natural, como valor primordial que sustenta el ejercicio de los demás derechos, salvo las excepciones previstas por ley”.

Print Friendly, PDF & Email

También te podría gustar...