El Consistorio de Córdoba prohibió cobrar por visitar la Mezquita en 1906

El expediente consta en el informe de la Asesoría Jurídica que aconseja no reclamar la titularidad del monumento y que asegura que el grueso de las obras de restauración han sido financiadas con fondos públicos

La polémica sobre el cobro de entradas para visitar la Mezquita Catedral de Córdoba no es nueva. Ni mucho menos. En el año 1906, hace más de un siglo, el Ayuntamiento ya intentó, sin éxito, que el Cabildo de Córdoba suprimiese lo que llamaba un “estipendio” para poder visitar el monumento, que se había puesto de moda entre los viajeros, principalmente franceses e ingleses, tras el redescubrimiento de Al-Andalus en el siglo XIX. Entonces, la entrada a la Mezquita Catedral de Córdoba costaba dos pesetas.

Este documento consta en el extenso informe de la Asesoría Jurídica del Ayuntamiento, firmado por Mercedes Mayo el pasado 28 de septiembre, en el que recomienda no reclamar la titularidad del monumento. El informe fue solicitado por la propia alcaldesa, Isabel Ambrosio, tras otro anterior y en sentido contrario firmado por el secretario municipal, Valeriano Lavela.

El expediente del acuerdo del Ayuntamiento está en el Archivo Municipal, según detalla en otro informe previo de la propia responsable de los archivos locales, Ana Verdú, que a su vez ha detallado con todo lujo de detalle toda la documentación sobre la Mezquita Catedral de la que se tiene conocimiento desde la conquista de la ciudad por el Rey Fernando III El Santo. El expediente habla sobre las gestiones que realizó el Ayuntamiento de la época por evitar el cobro de entradas, pero sin éxito.

Entonces, a principios de siglo, en la década de 1900, el salario medio de un trabajador en Andalucía era de  2,76 pesetas. Es decir, entrar a la Mezquita de visita turística costaba casi tanto como el salario de un trabajador en la provincia de Córdoba.

Además, el informe también detalla, y concluye, que la práctica totalidad de los trabajos de restauración de la Mezquita Catedral de Córdoba han sido financiados con cargo al erario público. “El sostenimiento de la Mezquita Catedral siempre ha contado con las rentas del Estado, desde los inicios de las dotaciones reales hasta la edad contemporánea, siendo la inversión estatal la principal fuente de ingresos”, expone la archivera en su informe.

“Con la declaración de Monumento Nacional, el Estado ha dispuesto en sus presupuestos de manera regular de dotaciones para obras de mantenimiento en la Mezquita-Catedral. Últimamente (2006- 2009) el Plan Nacional de Catedrales ha contemplado también la Mezquita Catedral en sus inversiones de manera preferente”. De hecho, la última gran inversión se centró en la restauración del crucero de la Catedral, para lo que se dispuso de más de tres millones de euros.

No obstante, la Asesoría Jurídica considera inviable que el Ayuntamiento reclame la titularidad del monumento. “Esta Letrada considera que no es viable ni por razones procesales ni de carácter material o de fondo el ejercicio por parte del Ayuntamiento de Córdoba de una acción judicial de rectificación de la inmatriculación de la Mezquita-Catedral amparada en el artículo 40 d) de la Ley Hipotecaria tal como propone en su informe de 10 de marzo de 2016 el secretario General del Pleno, acción judicial que de intentarse y no prosperar llevaría aparejada la condena en costas para el Ayuntamiento conforme prevé el mismo artículo 40 d) de la Ley Hipotecaria antes citado”, finaliza en un extenso escrito.

Print Friendly, PDF & Email

También te podría gustar...