El alcalde (PP) orgulloso de imponerle la medalla «al único y verdadero Dios de la ciudad, el Señor de Algeciras”.

El alcalde, José Ignacio Landaluce, ha desarrollado hoy el pregón de la Exaltación a la Virgen de la Esperanza en la Capilla de San Isidro ante numeroso público.

Así, le acompañaron los tenientes de alcalde Jacinto Muñoz, Luis Ángel Fernández, Pilar Pintor, Juana Cid, Diego González, Javier Rodríguez y Paula Conesa; los delegados Victoria Zarzuela, Diego de Salas y Laura Ruiz, el director espiritual y hermana mayor de la Hermandad del Medinaceli, Manuel Muñoz e Inmaculada Pérez, el director de la Casa Salesiana de Algeciras, José Antonio Perdigones, el comisario jefe de la Policía Nacional en Algeciras, Pedro Ríos, el superintedente jefe de la Policía Local de Algeciras, José Medina, miembros del Consejo Local de Hermandades y Cofradías, hermanos mayores y un numeroso público.

El alcalde fue presentado por el presidente del Consejo Local de Hermandades y Cofradías de Algeciras, Javier Vega, que mostró su “respeto y admiración como ciudadanos”, destacando que es un “apoyo para todos los que le rodean y no le importa dejarlo todo para ayudar a quien lo necesita”.

En su faceta política, Vega indicó que Landaluce destaca por su “trabajo, implicación y constancia, dándolo todo por Algeciras y sus tradiciones”.

Landaluce, por su parte, agradeció a la hermana mayor y a su Junta de Gobierno la invitación para desarrollar el pregón, indicando que su único aval era haberse “quedado atrapado en los ojos de este Cristo moreno y de su Madre de la Esperanza”.

El alcalde llamó la atención sobre “el coqueto Barrio de San Isidro que es portal donde Algeciras viene a rezarle porque llega la Navidad”, explicando que guarda un recuerdo especial “del día en que tuve el honor de imponerle la medalla de la ciudad al único y verdadero Dios de la ciudad, el Señor de Algeciras”.

Con respecto a la ciudad, Landaluce enunció que “yo sí creo en Algeciras como tierra de esperanza”, por lo que hizo un ruego por los que no tienen techo y aquellos que viven con miedo.

Así, quiso dedicar el pregón al difunto José Molina Muñoz de quien indicó que “durante toda tu vida cuidaste de ellos, hoy ellos te cuidan a ti y tu gente sin consuelo”.

Finalmente, la Junta de Gobierno de la Hermandad tuvo un recuerdo del día para el presentador y la mujer del pregonero, otorgándole al alcalde una imagen de María Santísima de la Esperanza.

Print Friendly, PDF & Email

También te podría gustar...