El alcalde de Nules (Castellón) en la misa, ofrenda y procesión de la Mare de Déu de la Soledat

Los actos en honor de la Mare de Déu de la Soledat siempre tienen garantizada una respuesta masiva de los vecinos de Nules, mucho más si se trata de la celebración del día grande de las fiestas patronales, que tuvo lugar en la jornada de ayer con los tres eventos religiosos centrales: la misa mayor, la ofrenda y la procesión.

El alcalde de la ciudad, David García, defiende el importante peso de esta tradición al asegurar que, «a lo largo del tiempo, nuestro pueblo ha experimentado cambios muy profundos, pero la veneración a la patrona no ha cambiado. Es más, ha pasado de generación en generación, tal y como se puede ver cada vez que pasea por las calles del municipio», como fue ayer el caso.

En este sentido, García insiste en que la vinculación de los nulenses con la Soledat va más allá de estos días, como constatan «los voluntarios y voluntarias que cada ejercicio se suman para hacerle fiesta o el fervor que se vive en eventos como al presentación del nuevo manto».

Este día es especialmente emotivo para la reina de la Vila, Laura Martí; y las damas de su corte de honor, Sonia Pardo, Amara Navaro, Alba Darás y Marta López, que presidieron cada una de las convocatorias, acompañadas por las autoridades municipales.

Como manda la tradición, la fiesta mayor culminó con el traslado de la patrona hasta la capella, al finalizar la procesión.

Print Friendly, PDF & Email

También te podría gustar...