Asóciate
Participa

¿Quieres participar?

Estas son algunas maneras para colaborar con el movimiento laicista:

  1. Difundiendo nuestras campañas.
  2. Asociándote a Europa Laica.
  3. Compartiendo contenido relevante.
  4. Formando parte de la red de observadores.
  5. Colaborando económicamente.

[EE.UU.] La comunidad LGBTQ atacada durante el Mes del Orgullo

Durante el Mes del Orgullo, que se conmemora en junio, se celebran los avances de la comunidad LGBTQ. Este año es distinto, y se caracteriza por las agresiones y amenazas contra esta comunidad por parte de activistas extremistas, tropas de milicias y personalidades de la extrema derecha y no menos por la legislación discriminatoria aprobada en muchos estados.

Comunidad LGBTQ bajo ataque

Vivimos un nivel de incitación constante, en el que republicanos de extrema derecha y miembros de las milicias armadas acusan a las personas LGBTQ de abusar de niños, junto con otras difamaciones sin fundamento.

Esto desemboca en actos de hostilidad, acecho y amenazas de muerte, como el en Coeur d’Alene, Idaho, donde se arrestó a más de 30 activistas, uniformados y pertrechados, cuando iban a atacar una  Marcha del Orgullo. 

La comunidad LGBTQ se encuentra bajo ataque. 

Solo en 2022, según datos de la Unión Estadounidense de Libertades Civiles (ACLU), legisladores estatales presentaron más de 240 propuestas de ley contra gays, especialmente personas trans. En todo 2018 fueron 41. 

Entre otras restricciones, estas leyes limitan los temas LGBTQ en los currículos escolares, permiten exenciones religiosas para discriminar a las personas LGBTQ, y  limitan la capacidad de las personas trans para practicar deportes, para usar baños que correspondan con su identidad de género y para recibir atención médica que afirme su género.

Son parte de la estrategia de utilizar a las personas transgénero como un «tema clave» para motivar a los votantes de derecha, y también parte de la ola reaccionaria que incluye las leyes que restringen el derecho al voto.

Su lógica dicta que en última instancia, la Suprema Corte avale la legislación discriminatoria y cancele el derecho de las personas del mismo sexo al matrimonio. 

Sin embargo, 79% de los estadounidenses favorecen leyes que protejan a esta comunidad de la discriminación en el trabajo, lugares públicos y la vivienda. Solo el 20% se opone, según el Instituto de Investigación de Religión Pública (PRRI).

Esa misma encuesta también encontró que casi 70% apoyan el matrimonio entre personas del mismo sexo.

Los defensores de estos proyectos de ley dicen que se trata de proteger a los niños, los derechos de los padres, la libertad religiosa o una combinación de estos, pero en realidad están difamando a toda una comunidad y aprovechando esta incitación para discriminar. Lo que hacen es presentar a los LGBTQ en general y los niños trans en particular como si contagiaran. 

Los ataques legislativos se deben entonces, no a la opinión pública sino al incesante cabildeo de grupos conservadores y religiosos, una minoría cada vez más agresiva y antidemocrática. 

Esta realidad impacta negativamente a la juventud LGBTQ. Una encuesta realizada por The Trevor Project, halló que el 42% de los 35,000 entrevistados consideraron seriamente intentar suicidarse en el último año, incluida más de la mitad de los jóvenes transgénero y no binarios, comparado con el 12% de los jóvenes blancos y el 18% entre jóvenes latinos.

El Equality Act

Estos proyectos de ley representan un fracaso en nuestra democracia al inhibir el compromiso de los funcionarios electos de proteger y servir a la población.

Al inicio del Mes del Orgullo, el presidente Biden firmó una orden ejecutiva para proteger a la juventud LGBTQ y sus familias. 

Entre otros, la orden previene la llamada “terapia de conversión”, salvaguarda la atención médica y los programas para prevenir el suicidio juvenil; protege a los jóvenes de crianza y mejora el acceso a programas federales. 

Sin embargo, la naturaleza de las órdenes ejecutivas es tal que pueden ser anuladas por la siguiente administración. No son leyes. 

Para ello, debe avanzar la legislación bipartidista del Equality Act.

La propuesta de ley define e incluye la discriminación por sexo, orientación sexual e identidad de género entre las categorías contenidas en la Ley de Derechos Civiles de 1964. 

El Equality Act fue aprobado por la Cámara de Representantes como HR5, por 224 votos contra 206. Pero su versión en el Senado (S393) no logró superar la valla del “filibuster”, que requiere 60 votos.

Es crucial que la ley sea reintroducida en la próxima sesión legislativa. 

Reiteramos así nuestro apoyo al Equality Act, a los derechos de la comunidad LGBTQ y nuestro rechazo al creciente acoso al que está siendo sometida. 

Total
2
Shares
Artículos relacionados
Total
2
Share