Educación deja fuera de la ESO la alternativa a la religión

El acuerdo alcanzado entre el Ministerio de Educación y las Comunidades Autónomas el martes pasado deja fuera del proyecto de reforma de la ESO la alternativa a la religión, uno de los puntos más polémicos. Desde IU siguen pidiendo la comparecencia de la ministra Cabrera para acabar con “los dimes y diretes” en torno a este asunto.

El último capítulo sobre la reforma de la ESO llegó con el acuerdo entre el Ministerio de Educación y Ciencia (MEC) y las Comunidades Autónomas, en un encuentro celebrado el pasado martes en el marco de la Comisión General de Educación.

Sin alternativa a la religión
El acuerdo entre el MEC y las CCAA establece las enseñanzas mínimas que habrán de impartirse en la ESO y que una vez aprobadas por Real Decreto deberán ser completadas por cada regulación autonómica.
Sobre la polémica asignatura de religión y sus posibles alternativas, lo que ha comunicado el MEC es que en este último acuerdo se establece que “quien no desee enseñanza de la religión para sus hijos no deberá cursar ninguna asignatura alternativa”. También se establece que “la enseñanza de las religiones se evaluará y sus calificaciones contarán para la promoción de curso”, si bien estas notas “no se tendrán en cuenta para el acceso a la educación postobligatoria o para obtener becas”.

Declaraciones de Llamazares
IU, que hace una semana tachó de “grave irresponsabilidad” que el Gobierno estuviera configurando en el proyecto final una alternativa a la religión, no entró a valorar este último acuerdo. Para IU se trata de un capítulo más en la dinámica de borradores y proyectos que han abundado estas semanas y remite a las declaraciones del coordinador general de la coalición, Gaspar Llamazares, también el pasado martes.

Comparecencia de Cabrera
Llamazares pidió la comparecencia de la ministra de Educación, Mercedes Cabrera, para que explique “los dimes y diretes en torno a la enseñanza de la asignatura de religión” por parte de un Ejecutivo que busca “coartadas” para darle una posición “preeminente” a la Iglesia Católica. Para el coordinador de Izquierda Unida, el Gobierno está “vulnerando” así el espíritu de la LOE y “las propias sentencias del Tribunal Constitucional y del Tribunal Supremo”.

Print Friendly, PDF & Email

También te podría gustar...