Denuncia a la familia real. Escrito al Defensor del Pueblo

Ilustrísimo Señor Defensor del Pueblo Español

Le hago seguir, a continuación de esta nota de motivos, la carta que dirigí el pasado mes de julio a Su Majestad el Rey y la contestación que recibí de la Casa Real.

No le repito los argumentos que sustentan la reclamación porque están ampliamente expuesto en la carta,.

El pasado 24 de diciembre, el marco ornamental del discurso institucional del Rey a los españoles volvía a tener de fondo un «nacimiento» de Jesucristo, como se muestra en la fotografía que también le acompaño en archivo adjunto. Considero que este tipo de manifestaciones tienen un contenido sectario de propaganda de la religión cristiana, como así se lo expresé en mi carta a Su Majestad.

La contestación de la Casa Real a mi carta, es neutra. En consecuencia he esperado para ver la primera ocasión en que habitualmente se produce este tipo de manifestaciones.

No he visto ninguna sensibilidad al respeto a la aconfesionalidad constitucional, que yo reclamo, por parte de esta Alta Institución del Estado; así que, en las próximas ocasiones que se vayan presentando, seguiremos contemplando la consagración de España al apóstol Santiago, por él Rey o algún Delegado Real, celebraciones religiosas al caso, discursos con referencias a la catolicidad de España etc.

Por consiguiente me acojo a su DEFENSA, en la exigencia a las personas que desempeñan esta función, de que, independientemente de sus creencias particulares, en el ejercicio de la representación del Estado, respeten escrupulosamente y den ejemplo en el cumplimiento de la legalidad, del espíritu constitucional y del derecho fundamental a la igualdad en la Libertad de Conciencia, de respeto y defensa de la pluralidad de creencias y de convicciones de todos los ciudadanos, expresa en la Constitución de 1978 o asumidas de los Tratados Internacionales ratificados, en virtud de su Art. 10.2.; manteniendo en los actos de representación un comportamiento completamente aconfesional.

En la confianza de que esta petición será atendida y defendida en su justa reclamación,

le saluda atentamente,

Print Friendly, PDF & Email

También te podría gustar...