Asóciate
Participa

¿Quieres participar?

Estas son algunas maneras para colaborar con el movimiento laicista:

  1. Difundiendo nuestras campañas.
  2. Asociándote a Europa Laica.
  3. Compartiendo contenido relevante.
  4. Formando parte de la red de observadores.
  5. Colaborando económicamente.

Conspiraciones y ultraderecha: de Pedro Baños a Hazte Oír

“Es necesario aplicar una mirada crítica sobre esas mesas de debate en televisión donde presuntamente se plantean análisis geopolíticos. En ellas se contribuye a blanquear a ciertas ideas y figuras reaccionarias vinculadas al neofascismo y el conspiracionismo”, argumenta Arsenio Cuenca.

“Debo ser muy tonto. Porque no lo entiendo”. Con esta frase, el comunicador Íker Jiménez volvía a ponerse en el centro de la polémica el pasado 7 de agosto. En el tuit enlazaba a un artículo del Heraldo titulado ‘Por qué cabe esperar que la mayoría de hospitalizados con covid esté vacunado’ en el que se explicaba que, al avanzar la vacunación, es esperable que la proporción de personas vacunadas que ahora se contagian de la COVID-19 sea superior a las no vacunadas, que en estos momentos ya son minoría. A partir de ahí, un hilo de tuits con conceptos como “oficialismo”, “desconfianza”, “mentira”, “verdad” o “valientes”. O lo que es lo mismo: conspiranoia, uno de los ejes del programa de Jiménez.

Asiduo a Cuarto Milenio, su espacio televisivo, es Pedro Baños, quien desde hace ya varios años se ha convertido en una cara familiar del análisis internacional en España. Este coronel del Ejército de Tierra ha publicado recientemente dos libros sobre geopolítica (Así se domina el mundo, 2017, y El dominio mundial, 2018) y otro sobre neurociencia (El dominio mental, 2020). También ha frecuentado los platós y estudios de varios medios de comunicación con líneas editoriales diversas, desde La Sexta a Intereconomía, pasando por RTVE. Uno puede hacerse una idea de su recorrido profesional visitando su página web.  

Sin embargo, algunos de los que estudiamos a la extrema derecha no podemos evitar mirar a Baños con suspicacia. Íker Jiménez suele recurrir a él en Cuarto Milenio para discutir sobre numerosas teorías de la conspiración, uno de los componentes clave de las narrativas difundidas por la extrema derecha. En demasiadas ocasiones, le hemos visto compartir mesa con individuos de ideología reaccionaria, igualmente vinculados a actores de tendencia ultraconservadora en España y en Rusia.

De hecho, su cercanía a elementos de la esfera rusa le costaron ser descartado para ocupar la dirección del Departamento de Seguridad Nacional (DNS). Baños se presenta como una víctima de “una operación de inteligencia muy brillante, pero que no corresponde con la realidad”. Su versión de los hechos tiene la estructura de otra conspiración. 

Conspiranoia reaccionaria 

El conspiracionismo es una herramienta de suma utilidad para la ultraderecha. Las teorías de la conspiración son formuladas de forma ambigua e imposible de contrastar, estableciendo normalmente un antagonismo entre una élite de poder difusa y un grupo victimizado sumido en el engaño. Se instala así un escepticismo reivindicativo de cara a esta élite, encarnada en la esfera política y científica, que genera un estado de subversión propicio para los discursos extremos. Aunque este efecto lo produce la conspiranoia en general, algunas de estas teorías son además de carácter reaccionario. Del mismo modo, pueden seguir una línea política: teorías como las que apuntan al magnate George Soros han sido promovidas por el conspiracionismo ruso desde 2003-04 con motivo de la Revolución en Ucrania

Íker Jiménez ha tratado en Cuarto Milenio teorías de la conspiración que recuerdan a algunas propias del nazismo como el Plan Kalergi. Baños aparece también en los platós de esta emisión de la cadena Cuatro para discutir en clave conspiranoica sobre el 11-S, el caso Epstein o la pandemia de COVID-19. En cada caso, el relato sitúa en el rol de antagonista al Gobierno y a la oligarquía de Estados Unidos, de una manera similar a la que lo han hecho figuras de la ultraderecha estadounidense vinculadas a movimientos conspiracionistas como Qanon

Baños también ha frecuentado otros espacios para debatir sobre conspiranoias. Su libro Así se domina el mundo (2017) fue acusado en el Reino Unido de incluir argumentos antisemitas. Tras la polémica, la rabina Julia Neuberger, miembro de la Cámara de los Lores, revisó su contenido y concluyó que contenía “ecos de las teorías de la conspiración judía”. Finalmente, Penguin, la editorial encargada de su distribución en ese país, cesó de imprimir copias del libro

Asimismo, en diciembre de 2019, el periodista Miquel Ramos ya advirtió de su presencia en una charla organizada por la editorial neofascista Fides. En ella, Baños presentó Soros: Rompiendo España, un libro plagado de conspiraciones sobre el oligarca húngaro, varias de ellas sacadas de medios de ultraderecha franceses. Más tarde, invitó al programa de Cuatro que el mismo Baños presenta, La Mesa del Coronel, a uno de los autores de este libro, Juan Antonio de Castro

Hace unos meses, Baños participó en una discusión organizada por Jano García con el nombre de Soros, el foro de Davos y el papel de China. En ella participó Javier Villamor, portavoz del lobby ultracatólico Hazte Oír que estuvo vinculado al Hogar Social MadridSegún su página web, es editor de El Toro TV, cadena del Grupo Intereconomía, medio ultraconservador al que también ha sido invitado De Castro. Villamor es un gran altavoz de las teorías de la conspiración sobre Soros y ha discutido sobre ellas con uno de los principales voceros de Qanon en España

El ISSEP y el ultraconservadurismo rusófilo

La línea prorrusa del discurso de Baños ha sido abordada en otra emisión sobre análisis internacional también presentada por él mismo: Visión Geopolítica. En ella, ha invitado a ponentes, en varios casos de dudosa imparcialidad, para hablar sobre el presidente ruso, Vladímir Putin, Rusia o su política exterior. Hasta en tres emisiones, La política exterior de RusiaLa estrategia de EEUU en Siria y Ucrania, guerra en Europa, Baños presenta la geopolítica global de manera simplista y en clave conspiranoica como una lucha entre Estados Unidos y Rusia

Entre las últimas incursiones del coronel Baños en el territorio de la extrema derecha, destaca su participación como profesor en el Instituto Superior de Sociología, Economía y Política (ISSEP), fundado por Marion Maréchal Le Pen, sobrina de la líder de la Reagrupación Nacional francesa, Marine Le Pen. El ISSEP oferta un máster sin homologación oficial para formar futuros cuadros dentro de la extrema derecha. Maréchal Le Pen ha fichado para su instituto a Javier Tebas, presidente de la Liga de Fútbol Profesional y ex de Fuerza Nueva, o José Javier Esparza, premiado en 2009 por el lobby ultracatólico Hazte Oír e invitado en diferentes programas de Baños. 

Con motivo de la inauguración del ISSEP, Esparza entrevistó a Maréchal Le Pen para El Gato al Agua. Este programa pertenece también al Grupo Intereconomía. Su director, Julio Ariza, es igualmente colaborador del ISSEP y fue premiado de Hazte Oír en 2005. La entrevista se hizo en francés, lengua que Esparza parece dominar, después de haber sido enviado en el pasado a Francia por la Alianza Popular de Jorge Vestrynge. Su misión era conocer a Alain de Benoist, fundador de la Nueva Derecha, una nueva corriente de pensamiento que pretendía revitalizar el pensamiento de ultraderecha después del colapso del fascismo de entreguerras. Esparza, según relata el libro Patriotas Indignados (2019), también se reunió personalmente con el filósofo ruso Aleksandr Dugin en España durante su primera gira europea en la década de 1990.

Destaca en el ISSEP la presencia de varios miembros de One of Us, otro lobby ultracatólico con múltiples conexiones europeas. Es el caso del director del ISSEP, Santiago Muzio, y del director de One of Us, antiguo eurodiputado del PP y ministro de Interior, Jaime Mayor OrejaEste lobby trabaja en Bruselas con Hazte Oír, que premió a Mayor Oreja y a su presidente honorario, el eurodiputado italiano Carlo Casini, en 2010 y 2015 respectivamente. Recientemente se ha desvelado que importantes fortunas como  David Álvarez Díez (Grupo Eulen), Esther Alcocer Koplowitz (FCC), Isidoro Álvarez (El Corte Inglés) o Juan Miguel Villar-Mir (OHL) financiaron a la organización ultracatólica.

Aquí tampoco escapa la influencia rusa. Hazte Oír forma parte de CitizenGO, la proyección internacional de la primera más allá de España. Ambas organizaciones son miembros de One of Us, así como del Congreso Mundial de las Familias (CMF). El CMF es otro lobby ultraconservador organizado a nivel internacional, dirigido entre otros por Alexey Komov, miembro del patronato de CitizenGO y el oligarca ruso Konstantín Maloféyev. Según el SPLC, este último ha declarado desear la vuelta del Imperio Ruso con Vladímir Putin coronado como zar. Asimismo, financió la invasión de Crimea y tuvo un breve cargo ministerial en la república de Donetsk. 

Bajo la apariencia de análisis geopolítico, algunos espacios contribuyen a blanquear ciertas ideas y figuras reaccionarias vinculadas al eurasianismo, el neofascismo y el conspiracionismo. Los entramados de cualquier fenómeno geopolítico son mucho más complejos de lo que se muestran en las mesas de debate en las que los análisis son maniqueos y, en el fondo, reaccionarios.

Total
8
Shares
Artículos relacionados
Total
8
Share