Cifuentes obliga a los institutos a ofertar Religión también en segundo de Bachillerato en la Comunidad de Madrid

El Gobierno regional modifica un decreto de 2015 para ampliar la oferta. Ahora, la asignatura puede cotar para la nota media en los dos cursos de Bachillerato
El número de estudiantes que cursan esta materia ha aumentado desde que está en vigor la Lomce, según datos de la Conferencia Episcopal
Madrid es una de las regiones con una aplicación más ortodoxa de la Lomce. Apenas ha usado el margen competencial permitido para hacer modificaciones

El Gobierno de Cristina Cifuentes obligará a partir del curso que viene a todos los institutos a ofrecer Religión en los dos cursos de Bachillerato. Según adelanta la Cadena SER, El Ejecutivo  ha modificado un decreto de 2015 para incluir la oferta obligatoria en segundo de este ciclo, una decisión a la que no obliga la Lomce, que deja margen a las comunidades para regular una parte del currículo.

Este cambio significa también que la nota en la asignatura contará para la calificación media de aquellos alumnos y alumnas que la elijan en el bloque completo de Bachillerato.

Desde que está en vigor la Lomce, el número de estudiantes que escogen la materia entre las optativas ha aumentado de forma sostenida. El porcentaje de alumnos que la eligen ha crecido desde 2015-2016 –curso que se implantó en estos niveles–nueve puntos en Secundaria (de 387.000 a 625.000)  y 13 en Bachillerato (de 68.000 a 130.000), según datos de la Conferencia Episcopal.

En esta última etapa postobligatoria, cuya nota media condiciona el acceso a la universidad, la asignatura está incluida en un paquete amplio de optativas más duras tradicionalmente, como Dibujo Técnico o Francés. Esto podría hacer que se elija más al considerarse más fácil de aprobar,  como admite la propia Conferencia Episcopal. En Primaria, los datos permanecen estables.

Madrid es una de las comunidades, junto a otras gobernadas también por el PP como Galicia, que menos ha empleado el margen competencial que le permite la ley para salirse de lo estrictamente marcado por la Lomce. Una de las regiones más ortodoxas en su aplicación.

La norma permite a las comunidades regular algunos puntos porque las competencias educativas recaen sobre ellas. Y con este aval, por ejemplo, nueve comunidades han blindado la Historia de la Filosofía en el currículo, que dejó de ser obligatoria en 2º de Bachillerato en el curso 2016-2017. En Madrid es optativa. Además, la región  ha decidido examinar a todos los alumnos y alumnas de 4º de ESO y 6º de Primaria usando pruebas externas cuando la Lomce ya no obliga a ello (solo a una muestra) tras las modificaciones acordadas por el ministro Íñigo Méndez de Vigo con las comunidades autónomas.

Print Friendly, PDF & Email

También te podría gustar...