Cabrera y los obispos se dan diez días para analizar las discrepancias en torno a la LOE

La ministra de Educación y Ciencia, Mercedes Cabrera, y los obispos se han dado un plazo de "unos diez días" para reunirse de nuevo y analizar en más profundidad algunas "discrepancias" y "dudas" sobre el desarrollo reglamentario de la Ley Orgánica de Educación (LOE) respecto a la enseñanza de religión y el profesorado que la imparte.

 El portavoz y secretario general de la Conferencia Episcopal Española (CEE), Juan Antonio Martínez Camino, ha confiado en la posibilidad de un acuerdo. La nueva ley establece que la religión debe ser de oferta obligatoria para los centros y de carácter voluntario para los alumnos. Además, será evaluable, pero no computatá para becas o para las medias académicas. Establece también que se ajustará a lo establecido en el Acuerdo sobre Enseñanza y Asuntos Culturales suscrito entre la Santa Sede y el Estado español, el acuerdo que la Iglesia considera vulnerado.

La ministra de Educación y Ciencia, Mercedes Cabrera, ha recibido durante una hora y media a una delegación de la Conferencia Episcopal, encabezada por su vicepresidente, el cardenal Antonio Cañizares, en una reunión de seguimiento de la Comisión Mixta Iglesia-Estado de enseñanza solicitada por los obispos. Tras la cita, el subsecretario de Educación, Fernando Gurrea, ha señalado que los obispos creen que hay "cierta confrontación", sin precisar más, en algunos aspectos del profesorado respecto a los acuerdos firmados con la Santa Sede, y están "expectantes" ante los desarrollos normativos. Gurrea, acompañado por el secretario general de Educación, Alejandro Tiana, ha insistido en que el Ministerio y la Conferencia Episcopal han llegado a un "principio de acuerdo para seguir trabajando" próximamente en estos asuntos.

Una fuente ministerial ha considerado una "buena señal" que se vaya a decidir un calendario de varias entrevistas para tratar el desarrollo reglamentario de las disposiciones adicionales segunda y tercera de la ley, relativas respectivamente a la enseñanza confesional y los profesores de religión. Gurrea ha manifestado que el Ministerio tendrá en cuenta la opinión de la Conferencia Episcopal, como la de otras organizaciones, a la hora de confeccionar los desarrollos de las enseñanzas mínimas y currículos. La reunión, según Gurrea, ha transcurrido en un ambiente de voluntad de "conciliación, trabajo y acuerdo". Preguntado por la inclusión de una alternativa obligatoria a la clase de religión, Gurrea ha dicho que se está trabajando en el asunto y aún no hay una postura al respecto.

La disposición adicional tercera de la LOE, que entró en vigor ayer, es de aplicación directa en puntos como la remoción de los profesores de religión, que "se ajustará a derecho"; su contratación laboral será con las administraciones educativas y de conformidad con el Estatuto de los Trabajadores. La propuesta para la docencia corresponderá a las confesiones y "se renovará automáticamente cada año". Los desarrollos regularán posteriormente el régimen laboral con la participación de los representantes de los profesores y los criterios de acceso de igualdad, mérito y capacidad.

Print Friendly, PDF & Email

También te podría gustar...