Autoridades del Almería acompañan al alcalde de Lubrín en la procesión de San Sebastián

El subdelegado del Gobierno, delegado de Empleo, diputada provincial y alcaldes acompañaron al alcalde de Lubrín, Domingo José Ramos, en la procesión

Las Fiestas Patronales de Lubrín, declaradas de Interés Turístico de Andalucía, han vuelto a congregar a numerosos ciudadanos que han llenado la localidad para disfrutar con una de las celebraciones más destacadas del conjunto provincial.

El alcalde lubrinense, Domingo José Ramos Camacho, mostró su satisfacción con la acogida que ha vuelto a tener la celebración del Patrón a pesar del traslado de fecha de la tradicional procesión de San Sebastián mártir, desde el pasado viernes, día 20, hasta ayer domingo, debido a las inclemencias climatológicas que ha vivido tanto la localidad como la provincia.

Han sido muchos los representantes institucionales que han acudido a Lubrín para vivir in situ las Fiestas Patronales de Lubrín, entre las que destacaban el subdelegado de Gobierno, Andrés García Lorca; el delegado de Empleo, Miguel Ángel Tortosa; la  diputada nacional, Sonia Ferrer; la diputada provincial, Anabel Mateos; además de alcaldes de distintos municipios de la provincia.

Se desconoce la fecha exacta de inicio de esta tradición de gran arraigo social, pero sí algunas de las causas por las que se pudo originar, como campaña militares, epidemias de cólera y peste, recuperación de las cosechas de cereales después de años de pobreza, nos acercan al hecho antropológico por medio de la historia.

Esta festividad esta suponiendo para Lubrín su mas alto y atractivo punto de interés turístico y cultural. Llegando a recibir hasta 10.000 visitas de turistas llegados de la provincia, Andalucía y de España, además del extranjero.

El denominado ‘Día del Santo’ ha vuelto a ser el día grande del municipio, donde el hermanamiento junto con los cohetes y lo más significativo, el pan para compartir entre todos los asistentes, entregándolo a la salida del Santo o arrojado desde los balcones durante el recorrido, ha vuelto a ser la seña de identidad de Lubrín. Además del pan también se ha arrojado flores y hasta dinero.

Print Friendly, PDF & Email

También te podría gustar...