Alfafar retira una Virgen de la guardería tras reclamar los padres el carácter laico del centro

El ayuntamiento deja un plazo de 15 días para que se puedan presentar reclamaciones y alegaciones

El Ayuntamiento de Alfafar ha abierto un expediente para trasladar a la iglesia la imagen de la Virgen de la Inmaculada que todavía permanece en las instalaciones de la guardería municipal Remedios Montaner. La escuela se ubica en un edificio de propiedad municipal, donde también se instaló en su día la ludoteca.

El trámite comenzó hace dos años, cuando un grupo de padres de los alumnos de este centro público acudió al consistorio para pedir que se retirase la escultura religiosa, «ya que la Constitución Española declara la libertad religiosa y la confesionalidad del Estado», según manifestaron fuentes municipales.

La demanda de los padres se realizó oralmente ante el técnico municipal de Educación de la localidad, «quien dio cuenta de la situación para intentar solucionar en el menor tiempo posible este hecho», añadieron las mismas fuentes. El problema sobrevino, según ha podido saber este diario, cuando el consistorio comenzó las averiguaciones para ver a quién pertenece esta Virgen. «Para poder devolverla a su dueño, lo primero es saber a quién hay que retornar la imagen», según las mismas fuentes, para lo cual se ha redactado un informe técnico a petición municipal. La Virgen se encuentra en el interior de un edificio público donde desde hace años se ubica la escuela infantil pública y la ludoteca.

El alcalde de Alfafar, el socialista Emilio Muñoz, afirmó que lo que se intenta con este proceso que se ha abierto es «que las imágenes religiosas no estén en los centros públicos, sino que se ubiquen donde tienen que estar, que es en las iglesias». Además, Muñoz advirtió que el expediente se inició «dentro de la normalidad y del mandato constitucional». De hecho, en Alfafar no queda simbología religiosa «de ningún tipo», salvo en este edificio de propiedad municipal. «Como la finca se utilizaba también para otros usos y la imagen estaba de toda la vida, no se ha reaccionado para quitarla hasta que alguien no lo ha advertido», señalaron otras fuentes municipales.

Para determinar la propiedad de la Virgen de la Inmaculada, el ayuntamiento recurrió al listado de bienes muebles municipales, donde no consta que la escultura sea propiedad municipal. Esta circunstancia dio pie a que se abriese el procedimiento administrativo «por si alguien reclama la imagen».

Al centro escolar tras la dictadura
De hecho, el ayuntamiento ha publicado un edicto en el Boletín Oficial de la Provincia donde informa sobre la incoación del expediente para proceder a la retirada de la Virgen, y da un plazo de 15 días a partir del día 4 de enero para que alegue o reclame quien lo estime oportuno. Según un informe técnico encargado por el ayuntamiento, la imagen procede «con toda probabilidad» a la iglesia Nuestra Señora del Don de Alfafar, «la cual sería sustituida por otra de mayor tamaño y esculpida en madera». El documento añade que «la simbiosis existente entre la iglesia y el municipio durante las largas décadas de la dictadura, permitió el traslado de la imagen desde el templo a las escuelas públicas, dado que no se diferenciaba con claridad los poderes públicos de los eclesiásticos». Además, el arquitecto que firmó el informe el pasado mes de diciembre señaló que la Virgen sería originariamente propiedad de la parroquia «y sería depositada en el colegio durante los años sesenta con el fin de dar sentido religioso a la enseñanza»

Print Friendly, PDF & Email

También te podría gustar...