El alcalde (PP) de La Guardia (Jaén) en la misa y procesión de la Divina Pastora

La jornada comenzó con la diana floreada, acompañada por los tradicionales cabezudos, preludio para los primeros actos en honor a la Divina Pastora. A las 12:30 horas se celebró la solemne misa en honor a la patrona en la parroquia de Nuestra Señora de la Asunción, para dar paso después a la tradicional copa de vino que invita cada año el Ayuntamiento del municipio.

Ya por la tarde, y como prolegómeno del acto principal del día, los vecinos se fueron congregando en la zona central del pueblo, alrededor del ayuntamiento. Con el paso de las horas, y acercándose la marcha del calor y la puesta del sol, el número de gente en las calles aumentó. Los fieles, ya preparados para el momento culmen de la jornada se preparaban para ver a la Divina Pastora procesionar por las calles de La Guardia como ocurre cada 10 de agosto, con el aliciente de que este año la fecha coincidió con el inicio de fin de semana, lo que ayudó que incluso los guardeños desplazados pudieran acudir.

A las 21:00 horas, con puntualidad inglesa, la Divina Pastora salió de la parroquia de Nuestra Señora de la Asunción. La lluvia no estuvo presente como un año antes, cuando la procesión tuvo que posponerse al día siguiente debido a un enorme diluvio que obligó al párroco Manuel Alfonso Pérez Galán a dar la noticia que nadie quería escuchar.

La imagen estuvo acompañada por el alcalde, Juan Morillo García, el párroco, el hermano mayor y los cientos de devotos que decidieron unirse para acompañar a la Divina Pastora en procesión por las calles del pequeño municipio.

Print Friendly, PDF & Email

También te podría gustar...