Ya se dieron las primeras uniones homosexuales en Chile

Después de esperar 12 años, decenas de parejas del mismo sexo se unieron legalmente este jueves, en lo que consideran el primer paso para alcanzar el matrimonio gay.

En medio de la algarabía de sus familiares y amigos, Vicente Medel y Esteban Guzmán fueron la primera pareja homosexual que suscribió el acuerdo legal en la gobernación de Concepción, 500 kilómetros al sur de Santiago, dando vida a una nueva categoría de unión, la de «conviviente legal».

«Amo a Vicente, es mi vida, y hoy siento que el amor es coronado con reconocimiento en mi país, nada puede ser mejor que este momento», declaró Esteban.

En el Registro Civil de Santiago le siguieron Virginia Gómez, española, y Roxana Ortiz, chilena, que suscribieron el Acuerdo de Unión Civil acompañadas por su hija Catalina, de sus familiares cercanos y de activistas del Movimiento de Integración y Liberación Homosexual, Movilh.

«Son 14 años de relación, de superación constante de los estigmas y los miedos que hoy llegan a su fin. No más miedos», dijo Roxana, cuya unión con Virginia no pudo ser captada por la prensa por prohibición del Registro Civil.

Roxana Ortiz (i) y Virginia Gómez, tras su unión. La primera sostiene el Acuerdo de Unión Civil. Foto: AFP

Virginia contó que ambas se casaron hace años en España, pero su vínculo no era reconocido en Chile. Catalina redondeó: «Estoy feliz por mis madres y de que todo el mundo se entere que tengo dos madres que me aman y que son reconocidas en mi país».

Las decenas de parejas homosexuales adquirirán una serie de derechos similares a los del matrimonio, como el de herencia, de decidir sobre el tratamiento y la visita a sus parejas, aunque no podrán adoptar.

Rolando Jiménez, presidente del ente que agrupa a los homosexuales, dijo que llegar a este jueves con la unión civil «organizamos 35 marchas, 72 protestas, 21 campañas, y 1.530 reuniones y conversaciones con autoridades, seis proyectos de ley y 12 años de tramitaciones en el congreso antes de la aprobación».

Jiménez enfatizó que «con la unión civil no termina» la lucha. «Exigimos matrimonio igualitario. Pediremos que se reactiven los proyectos de ley de matrimonio igualitario que están estancados en el parlamento…».

Chile, considerado un país conservador, dio este jueves un paso más para dejar su tendencia que se refleja en ser de los últimos en aprobar el divorcio y de mantener vigente la prohibición a los abortos terapéuticos, por oposición principalmente de la Iglesia Católica. 

Print Friendly, PDF & Email

También te podría gustar...