Y el Vaticano tilda de «chismorreos» las denuncias de pederastia y su ocultación

Este Domingo de Resurrección, al comienzo de la misa que celebra el Vaticano en la plaza de San Pedro, el cardenal Angelo Sodano, decano del Colegio Cardenalicio, y un importante asesor de Juan Pablo II, en una intervención que no es usual en este tipo de ceremonia, ha salido en defensa del Papa Benedicto XVI. Sonado afirmó que la Iglesia no se dejará intimidar por "chismorreos" sobre los abusos sexuales contra niños de parte de sacerdotes.

"Santo Padre, el pueblo de Dios está con usted y no se dejará influenciar por los chismorreos del momento, por los juicios que a veces asedian a la comunidad de los creyentes", dijo el cardenal Sodano, que elogió al Papa llamándole "roca sólida" que afirma a todos los creyentes. "La Iglesia está con usted", dijo ante miles de personas congregadas en la plaza de San Pedro.

Cambio de protocolo 
Es posible que sea la primera vez en tiempos recientes en que el ritual de esta misa se cambia para permitir que alguien se dirija al Sumo Pontífice en su comienzo, según la Ser. El cambio de protocolo indica la presión que está sintiendo el Vaticano con escándalos de abusos sexuales de niños por parte de sacerdotes y las noticias sobre su posible encubrimiento que afectan al propio Papa. 

El sermón de Benedicto XVI 
El Papa ha pronunciado posteriormente su sermón 'Urbi et Orbi' al final de la ceremonia, en el que advirtió que la Humanidad necesita "no sólo retoques superficiales, sino una conversión espiritual y moral" para "salir de la crisis, que es profunda".

"Criterios de verdad"
Desde el balcón central de la basílica de San Pedro del Vaticano Benedicto XVI exhortó a los responsables de todas las naciones para que la actividad económica y financiera "se rija finalmente por criterios de verdad, de justicia y de ayuda fraterna".

El Predicador que habló de antisemitismo
Este domingo, también, el Predicador de la Casa Pontificia, Raniero Cantalamessaha, ha pedido perdón por las palabras que pronunció en la homilía del Viernes Santo, en las que comparó los ataques que está sufriendo el Papa a causa de los escándalos de pederastia con el antisemitismo.

El Predicador pide perdón
"Si, contrariamente a mi intención, he herido la sensibilidad de los hebreos y de las víctimas de la pedofilia, lo lamento sinceramente y pido perdón, reafirmando mi solidaridad con unos y con otros", ha declarado Cantalamessa en una entrevista al diario italiano Corriere della Sera.

El Papa no tuvo responsabilidad, aseguró
Asimismo, el predicador ha asegurado que el Papa "no sólo no inspiró" sus palabras sino que "como todos los demás, las escuchó por primera vez durante la liturgia", en la Basílica de San Pedro, ha explicado. En realidad, Cantalamessa no planteó su comparación de modo directo sino que lo hizo a través de la carta que le había mandado un amigo judío. Ésta, dijo, "parecía un testimonio de solidaridad" con el Papa. "Mi intención era amistosa, todo lo contrario que hostil", ha puntualizado.

Print Friendly, PDF & Email

También te podría gustar...