Wert se carga el modelo educativo catalán, refuerza la asignatura de Religión y da más privilegios a la escuela concertada

El borrador de la reforma educativa «blinda» el castellano en las escuelas de Cataluña justo cuando el Gobierno cree que «el independentismo está desactivado»

El mismo día en que el Gobierno presume desde las páginas de 'El Mundo' de que el "independentismo en Cataluña está desactivado", se ha conocido la última afrenta del ministro José Ignacio Wert contra la inmersión lingüística. La reforma educativa que prepara el PP, además de muchos otros aspectos cercanos a la derecha más ultracatólica, "blindará" el castellano en los centros educativos catalanes y para aquellos padres que quieran una educación en este idioma, el Gobierno se ofrece a pagarles con fondos públicos los estudios en un colegio privado que imparta materia en castellano.

La portada de El Mundo de este lunes, a cuatro columnas, aseguraba tajantemente que “el Gobierno da por desactivado el independentismo en Cataluña”. En páginas interiores, el diario de Pedro J. aseguraba que tras el resultado electoral del 25-N en Moncloa “la conclusión es una: la aventura independentista ha quedado neutralizada”.

Nueva reforma
Pero para llegar a esa conclusión, el Ejecutivo no ha debido tener en cuenta que entre sus filas está José Ignacio Wert, siempre dispuesto a hurgar en la herida de los nacionalistas. La Cadena SER ha accedido al nuevo borrador de la reforma educativa que este martes se presentará a las Comunidades Autónomas y lo cierto es que el texto confirma la deriva ultramontana del Gobierno del Partido Popular.

Fin de la educación en catalán
El aspecto que más ampollas levantará en Cataluña es la intención de Wert de “blindar” la enseñanza en castellano para que los padres que lo deseen puedan matricular en ella a sus hijos. Así, se señala que “esas lenguas cooficiales sean ofrecidas en las distintas asignaturas en proporciones equilibradas en el número de horas lectivas, de modo que se garantice el dominio de ambas por parte de los alumnos”. Es decir, acaba de raíz con la inmersión lingüística al erradicar la troncalidad del catalán como lengua vehicular y pone a este idioma y al castellano al mismo nivel.

Mayor ataque desde 1978
La consellera de Educación catalana, Irene Rigau, ha convocado una rueda de prensa urgente en la que ha calificado la reforma como “la mayor ofensiva contra Cataluña desde 1978. Según Rigau, el texto “rompe el modelo de escuela catalana” y convierte al catalán en “prácticamente una asignatura optativa”.

Escuela de pago gratis
Pero lo más sangrante de todo es que, hasta que se implante este sistema, los padres que no encuentren colegio público en castellano cerca de su residencia, podrán escolarizar a sus hijos en colegios privados que pagarán los ciudadanos de sus impuestos, porque el Ministerio de Educación quiere obligar a las Comunidades Autónomas que no garanticen esta enseñanza a pagar estos gastos de escolarización.

Reforzar la Religión
El texto se basa en la LOCE, la ley educativa que intentó imponer el Gobierno de José María Aznar, sin éxito por la contestación social, para recuperar una asignatura alternativa a la de Religión. En primaria se estudiará o Religión o Valores Culturales y Sociales. Y en secundaria, la alternativa será Religión y Valores Éticos.

Asignatura alternativa
Esta es una reivindicación típica de la Conferencia Episcopal para evitar la pérdida de alumnos en esta asignatura católica. En la actualidad, tras la reforma socialista, la Religión es una asignatura que se ofrece obligatoriamente, pero quienes decidan no darla no tienen porqué asistir a otra asignatura evaluable. De esta manera, la Iglesia busca que los alumnos prefieran acudir a Religión (una asignatura por lo general imposible de suspender) en vez de tener otra materia cuya nota podría bajarles el expediente.

Más para la escuela concertada
La reforma del Partido Popular también dará más privilegios a la escuela concertada y cumplirá una de sus reivindicaciones históricas. El texto amplía dos años -de cuatro a seis- la duración mínima por la que se puede dar un concierto educativo en primaria a uno de estos colegios.

Adiós definitivo a EpC
Por último, en el borrador no hay ni rastro de Educación Cívica y Constitucional en secundaria, la nueva materia que iba a reemplazar a Educación para la Ciudadanía. Este sustituto que vendió Wert para quitar “contenidos adoctrinadores” a la asignatura odiada -por el PP- no llegará a ningún sitio y según el texto, sus contenidos estarán de manera transversal en distintas materias.

Print Friendly, PDF & Email

También te podría gustar...