Vilanova opta por la mediación y las leyes vigentes frente al burka

Lleida defiende su veto del velo integral frente al recurso de una asociación

El Ayuntamiento de Vilanova i la Geltrú, en el Garraf, se añadió ayer a la (breve) lista de ciudades catalanas que plantean una alternativa a la ola prohibicionista contra el velo integral. Tras Girona y Reus, Vilanova decidió ayer que la mejor manera de rechazar el burka es «el diálogo, el consenso, la mediación y el trabajo» con las entidades, entre ellas la Asociación Cultural Islámica.

El acuerdo adoptado ayer por el equipo de gobierno –formado por PSC, ERC e ICV– y Convergència i Unió añade que el actual marco jurídico ya permite actuar en defensa de la igualdad, la libertad y la seguridad. Y emplaza a las Administraciones catalana y española a decidir cómo regular la identificación de las personas en dependencias oficiales. El documento pactado entre tripartito y CiU insiste en la necesidad de preservar la convivencia entre autóctonos e inmigrantes y aboga por la educación en «el respeto a la dignidad personal y la igualdad».

El texto prosperó frente al del PP, que reclamaba la prohibición del niqab y el burka en todos los edificios y equipamientos municipales e instaba al Parlament y al Congreso a vetarlo por ley en la vía pública.

DENUNCIA EN LLEIDA / Por otra parte, el Ayuntamiento de Lleida defendió ayer su decisión de prohibir el velo integral, tras el anuncio de la asociación de inmigrantes Watani de presentar un recurso contra la decisión del consistorio. La concejala Maria Rosa Ball insistió: «La dignidad de las personas está por encima de cualquier otro derecho». La entidad musulmana espera obtener un letrado de oficio ante el rechazo de varios abogados a llevar el caso.

Print Friendly, PDF & Email

También te podría gustar...