Vigilará Segob cumplimiento de Ley de Asociaciones Religiosas

COMENTARIO: Las últimas victorias del PRI y las presiones de la iglesia con el apoyo de agunos gobiernos, están haciendo retroceder la laicidad en México. Prueba de esto ha sido le limosnazo con el que el Estado de Guadalupe ayuda a su iglesia, la presencia institucional en actos religiosos,… y ahora el pretexto es ir cambiando la llamada Leyr de Cultos y Libertad Religiosa para privilegiarla, pues no existe en México ningún obstáculo para practicar la religión. Sólo buscan el privilegio de las subvenciones estatales, de la presencia nstitucional, de la catequesis escolar,… Lo que Juárez y los revolucionarios mexicanos consiguieron arrebatarles.


El subsecretario de Población, Migración y Asuntos Religiosos, René Martín Zenteno, aseguró que la Segob ha cumplido y cumplirá con su obligación legal e institucional de garantizar la vigencia del Artículo 130 constitucional y de la Ley de Asociaciones Religiosas y Culto Público.

Durante la entrega de registros constitutivos a 51 nuevas asociaciones religiosas, recordó que los ministros de culto en el país están sujetos a un régimen jurídico especial previsto por la Constitución Política, al igual que los servidores públicos y los militares, entre otros, aunque en términos diferentes.

Zenteno Quintero reconoció no obstante que a pesar del avance de las reformas en materia religiosa de 1992 aún quedan pendientes las acciones necesarias para el reconocimiento integral de la libertad religiosa en un marco de Estado laico, porque es un derecho no un privilegio.

“En este contexto, la libertad religiosa debe ser entendida como un derecho universal es decir, que no hace distinciones entre personas por ninguna condición y no supone ni privilegios ni discriminación alguna”, dijo.

El subsecretario de Población, Migración y Asuntos Religiosos de la Secretaría de Gobernación (Segob) comentó que dicho reconocimiento dota a las asociaciones de personalidad jurídica e impone, de igual forma, obligaciones a las autoridades federales en la materia.

En este marco, refrendó la laicidad del Estado mexicano y su compromiso para mantener una relación abierta, franca, de colaboración y con estricto apego a la ley con todas las agrupaciones y asociaciones religiosas de todas las denominaciones.

Zenteno comentó que en México, las personas pueden ejercer con completa libertad su fe, su sentido de trascendencia, su creencia religiosa, además de que cuentan con los instrumentos legales para organizarse y materializar sus derechos constitucionales.

A su vez, el director general de Asociaciones Religiosas, Paulo Tort Ortega, informó que las 51 asociaciones religiosas que hoy recibieron su registro se suman a otras siete mil 565, lo que refleja la confianza que las iglesias y asociaciones han depositado en esta figura jurídica.

Comentó que dichas asociaciones son un instrumento diseñado por el Estado mexicano para otorgar personalidad jurídica a las iglesias y agrupaciones religiosas del país que han optado por incorporarse al entramado institucional.

“La figura jurídica de la Asociación Religiosa es, sin duda, la aportación más importante que nos heredó la reforma constitucional del año 1992, reforma con la que comenzó un nuevo capítulo en la historia de las relaciones entre el Estado y las iglesias”, expuso.

De este modo, refirió que el principio histórico de laicidad del Estado mexicano evolucionó en ese año para amparar de manera más efectiva las libertades de creencia y de culto de todos los mexicanos.

Por ello, refirió, resulta de la mayor trascendencia la entrega de nuevos registros constitutivos, pues detrás de cada asociación religiosa existe una comunidad entera de creyentes que desea ejercer plenamente los derechos que la ley les otorga.

En tanto, el obispo y representante legal de la Diócesis de Tenancingo, Raúl Gómez González, precisó que las asociaciones religiosas seguirán atentas con esperanza a los procesos legislativos, “para contar con tiempos primaverales en relación a la libertad de conciencia en materia religiosa”.

Además para profesar públicamente y de manera ordinaria la creencia religiosa que libremente se ha elegido y “a la libertad de difusión de los credos y reflexiones de profesión religiosa de forma permanente y explícita en los medios de comunicación e impresos y en los centros de formación escolar, primaria, media y superior”.

El presbítero Abner López comentó que el reconocimiento a las diferentes agrupaciones religiosas han disminuido poco a poco incomprensiones, malos entendidos y prejuicios de unos contra otros, heredados por generaciones y que por años los han mantenido separados.

Puntualizó el hecho de que hoy se pueda levantar “la bandera de la concordia”, pues el reconocimiento de unos y los otros ha llegado a descubrir que es más lo que une que lo que separa.

Print Friendly, PDF & Email

También te podría gustar...