Unió: “Aceptamos el hecho religioso de la sociedad, según el acontecimiento”

Después de que los resultados del pasado 27 de septiembre negasen a Unió Democràtica de Catalunya (UDC) cualquier representación en el parlamento de Cataluña, los democristianos afrontan las elecciones generales del próximo 20 de diciembre como una auténtica prueba de fuego. Las encuestas no les son muy favorables, algo a lo que hay que añadir que estos serán los primeros comicios en los que la formación se presente en solitario, después de haber roto la federación con Convergència (Democràcia i Llibertat para este 20-D).

Rosaura Ferriz, número 3 de la lista de Unió al Congreso de los Diputados por la circunscripción de Barcelona, es la siguiente entrevistada en el conjunto de noticias que desde Protestante Digital hemos preparado con motivo de las elecciones generales de este domingo, 20 de diciembre.

Pregunta: Por lo que respecta a materia de educación. ¿Que papel cree que debe jugar la religión en los centros?

Repuesta: Unió Democràtica de Catalunya está comprometida con la libertad de enseñanza, y es por eso que defendemos el derecho de los padres a escoger el tipo de educación que deseen para sus hijos.

P: En caso de suspender la enseñanza religiosa ¿qué pasaría con los profesores en esta materia?

R: No contemplamos la posibilidad de que se suspenda la clase de religión. En el caso que así fuera, hay que tener en cuenta que dichos profesores  tienen sus derechos laborales reconocidos en la Ley Orgánica 2/2006, de 3 de mayo, de Educación y que, por tanto, están protegidos legalmente.

P: Algunos colectivos se preguntan por qué mantener clases confesionales, que cada cual puede tener en sus centros de culto o religiosos y, en cambio, no se integra una asignatura “no confesional” de historia y cultura de las religiones dentro del currículum.

R: El artículo 27 de la Constitución establece que  los poderes públicos han de garantizar  el derecho que asiste a los padres para que sus hijos reciban la formación religiosa y moral que esté de acuerdo con sus propias convicciones. Para Unió, es fundamental que se proteja dicho derecho. No obstante, no encontramos incompatible, con dicho derecho,  integrar en el currículum educativo una asignatura no confesional de historia y cultura de las religiones.

P: ¿Cómo pretenden gestionar el derecho a la libre opinión y expresión de las diferentes religiones en la vida pública?

R: Apelando de nuevo a la Constitución. El artículo 16 garantiza la libertad ideológica, religiosa y de culto de los individuos y las comunidades. Para Unió, el derecho a la libre opinión y expresión de las diferentes religiones se debe poder expresar siempre en el espacio público.

P: Financiación de las entidades que representan legalmente a las confesiones. ¿Modelo tipo casilla IRPF para todas? ¿Por qué no desgravar donaciones, acercándose a lo que se hace con las fundaciones (y no un ínfimo porcentaje como ahora), lo que dejaría fuera al Estado como recaudador de las confesiones y da libertad al ciudadano de decidir si da o no, y donde dar?

R: En Unió, creemos que el  sistema vigente ya da libertad al  ciudadano de decidir donde dar y a quien dar. No obstante, se podría tratar de la posibilidad de establecer que, en el modelo del IRPF, también se incorporaran otras confesiones que han firmado acuerdos de cooperación con el Estado español, como es el caso de las iglesias evangélicas, las comunidades judías o las comunidades musulmanas.

P: La presencia del gobierno en Funerales de Estado, siempre católicos, como el 11-M o el del accidente de Germanwings puede poner en duda la laicidad que se anuncia en la Constitución. ¿No debería el Gobierno asumir estos actos como propios de manera aconfesional o interconfesional? ¿Qué propone su formación para conseguirlo?

R: El  mismo artículo 16 de la Constitución, a que antes me refería, establece que ninguna confesión tendrá carácter oficial y que los poderes públicos respetarán las creencias religiosas de la sociedad. En Unió, aceptamos que el Estado acepte el hecho religioso de la sociedad española, según el acontecimiento.

P: ¿En caso de darse la independencia de Cataluña, han pesado algún modelo de reconciliación entre la ciudadanía catalana?

R: Unió Democràtica de Catalunya está comprometida en hacer política desde el diálogo para superar el contencioso entre Cataluña y España. Nuestro partido no pretende violentar el marco legal, pero sí transformarlo desde su interior. Defendemos que ha llegado el momento de construir puentes para que Cataluña sea respetada como nación y para garantizar la convivencia, nuestro bien más preciado.

P: ¿Considera que la Semana Santa y otras fiestas religiosas deben seguir configurando el calendario lectivo/laboral en España? ¿Y en la futura república catalana?

R: Nosotros defendemos que la Semana Santa, y otras fiestas religiosas con tradición en nuestra cultura, formen parte destacada de nuestro calendario. Hoy y en el futuro.

P: ¿Cómo solucionaría el problema de las leyes de ordenación municipal, que en muchos casos se traduce en una carta blanca para que los ayuntamientos puedan vetar nuevos espacios de culto? ¿Qué cambios experimentaría la gestión?

R: Para Unió, es fundamental que se proteja la libertad de los centros de culto y la libertad religiosa de los ciudadanos. Por tanto, siempre apoyaremos cualquier medida que proteja dicho derecho.

P:¿Considera que los valores cristianos todavía forman parte de la esencia del partido, y si todavía tienen algo que decir a la política?

R:Unió Democràtica de Catalunya es un partido socialcristiano y nacionalista catalán que tiene, como objetivo básico de su acción política, la defensa de la dignidad de la persona. Somos un partido con compromiso, principios y actuaciones que siempre han tenido como referentes el humanismo y la doctrina social de la iglesia.

Print Friendly, PDF & Email

También te podría gustar...