Una fundación educativa defiende la asignatura de actitudes cívicas

Victorino Mayoral, presidente de la Fundación Cives, una entidad especializada en la formación e investigación en todos los aspectos relacionados con la educación para la ciudadanía, manifestó ayer en Jaén que esta nueva asignatura que se incorporará a los planes educativos en los próximos cursos "no pretende ni adoctrinar ni imponer ninguna formación del espíritu nacional, solamente generar un espacio de educación en valores donde el respeto a la libertad de conciencia es sustancial y fundamental". Mayoral salía así al paso de la resistencia que sectores próximos al PP y a la Iglesia católica están mostrando a la implantación de esta asignatura.

La Fundación Cives y la Consejería de Educación organizan las jornadas que, ayer lunes y hoy martes, reúnen en la Universidad de Jaén a casi 200 profesores de toda Andalucía para profundizar en esta nueva área de conocimiento, implantada en el cuarto curso de la ESO desde la aprobación de la Logse. Mayoral dijo ano entender los recelos que esta asignatura, que está presente en 30 países europeos, suscita en determinados sectores de la sociedad española. "Comparar la formación de la época del nacional catolicismo a una formación en valores democráticos donde la libertad de conciencia es una cosa sustancial me parece un auténtico abuso y una contradicción inaceptable", señaló el presidente de la fundación Cives, tras subrayar que la nueva asignatura es "empeño" de la Unión Europea y de la Unesco.

Reflexión

En parecidos términos se pronunció durante la inauguración de las jornadas la consejera de Educación, Cándida Martínez, que reclamó a los colectivos sociales que se han mostrado contrarios a la implantación a esta materia que reflexionen sobre lo "importante" que resulta esta asignatura, aún más teniendo en cuenta que "la democracia, los derechos humanos, la Constitución o los valores democráticos son tan importantes que nos jugamos el futuro de las sociedades libres".

Para la consejera, el aprendizaje en la escuela hay que hacerlo de muchos modos, que van desde las buenas prácticas del profesorado en el aula hasta la buena organización del centro escolar o en el conocimiento de la Constitución y de los derechos humanos. "Es necesario conocer el valor de la libertad, de la participación, de la solidaridad, lo que representa el Parlamento porque todo eso significa ofrecer al alumnado herramientas para que tengan conocimientos sobre algo importantísimo para cada uno y para la vida en común", subrayó Martínez. A su juicio, esta asignatura es "absolutamente necesaria para contribuir al fortalecimiento de la vida democrática". Por ello, pidió a los sectores que se oponen a su implantación que reflexionen sobre esta asignatura porque "merece la pena que desde muy pequeños se conozcan los valores de convivencia en común".

Print Friendly, PDF & Email

También te podría gustar...