Asóciate
Participa

¿Quieres participar?

Estas son algunas maneras para colaborar con el movimiento laicista:

  1. Difundiendo nuestras campañas.
  2. Asociándote a Europa Laica.
  3. Compartiendo contenido relevante.
  4. Formando parte de la red de observadores.
  5. Colaborando económicamente.

Un tercio de los yihadistas detenidos en España tiene menos de 25 años

Un estudio revela que, en 2021, hubo un descenso de la edad de los arrestados por terrorismo islamista.

Uno de cada tres detenidos por actividades yihadistas en España durante 2021 tenía entre 18 y 24 años, una edad sensiblemente inferior a la de los arrestados el año anterior, cuando la mayoría se situó en la franja entre los 32 y 38. Así lo refleja el informe anual elaborado por el Observatorio Internacional de Estudios sobre Terrorismo (OIET), presentado este jueves en Madrid, y en el que se analiza la actividad yihadista en el mundo, con un apartado para las 22 operaciones antiterroristas desarrolladas en España (una menos que el año anterior) y los 39 detenidos en ellas (dos más que en 2020).

El informe vincula este rejuvenecimiento del yihadismo en España a las actividades de captación y radicalización a través de redes sociales y canales de comunicación por internet, en el que no participan tanto los de mayor edad, que “suelen presentar un cierto distanciamiento de las nuevas tecnologías a medida que avanzan en edad”. El estudio destaca que el detenido de mayor edad tenía 74 años y que solo otro cuatro superaban los 45. Este descenso en la edad de los presuntos implicados se ha visto confirmada en la última operación antiyihadista desarrollada en España, en la que Policía detuvo en Cataluña y Andalucía, la semana pasada, a cinco veinteañeros de origen paquistaní acusados de alentar, a través de las redes sociales, el asesinato de quienes se manifestaran en contra del Islam. El presunto cabecilla de la trama tenía tan solo 19 años.

Aunque el anuario destaca que no existe “un perfil único” que englobe a los detenidos por yihadismo en España, sí recoge algunas de las características más comunes y el cambio que reflejan respecto a años anteriores. Así, pese a que la nacionalidad marroquí sigue siendo la más habitual (un 42%), el informe recalca que ha aumentado de manera considerable el número de argelinos (de cinco a once). Sobre los españoles (nueve), destaca que tres son de origen sirio que habían adquirido la nacionalidad por residencia legal.

Redes en las cárceles

Los autores del informe también resaltan que “buena parte” de los españoles estaban implicados en las redes de captación y radicalización descubiertas en el interior de las cárceles. De hecho, el OIET hace hincapié en que siete de las 22 operaciones antiyihadistas se desarrollaron, precisamente, dentro de las cárceles, donde hubo nueve detenciones. Según Carlos Igualada, director del OIET, esta tendencia es común en toda Europa, donde un tercio de los atentados registrados en Europa fueron perpetrados por personas con vínculos carcelarios. Sobre el sexo, el anuario señala que, por primera vez en los últimos cinco años, todos los detenidos eran varones. El anuario refleja también que de los detenidos, 14 estaban en situación de desempleo, aunque una parte de estos habían convertido la delincuencia común en su fuente de ingresos para subsistir.

Respecto al grupo terrorista que les inspiraba, el estudio concluye que la mayoría (27) seguían los postulados del Estado Islámico (ISIS en sus siglas en inglés) y cinco a Al Qaeda. Además, destaca que 11 de los detenidos tenían vínculos “con otros individuos que ya habían sido detenidos anteriormente por su implicación en actividades terroristas” y que cinco mantenían nexos de algún tipo con los llamados combatientes terroristas extranjeros, personas que se han desplazado a zonas de conflicto para luchar en las filas del Estado Islámico y otros grupos yihadistas. “Uno de los detenidos incluso había tratado de emular el ejemplo y llegar, aunque sin éxito, a zona de conflicto”, añade el texto.El informe de la OIET recoge que no se perpetró ningún atentado terrorista el año pasado ―en Europa fueron cinco con 10 muertos― al considerar que el suceso registrado el pasado 17 de septiembre en Torre Pacheco (Murcia), en el que un ciudadano marroquí, que posteriormente se mató, atropelló a mortalmente a una persona, “no está confirmado que tuviera como móvil inspirador el yihadismo”, destacó Igualada. El incidente está aún en investigación en la Audiencia Nacional.

Total
22
Shares
Artículos relacionados
Total
22
Share