Asóciate
Participa

¿Quieres participar?

Estas son algunas maneras para colaborar con el movimiento laicista:

  1. Difundiendo nuestras campañas.
  2. Asociándote a Europa Laica.
  3. Compartiendo contenido relevante.
  4. Formando parte de la red de observadores.
  5. Colaborando económicamente.

Un parlamentario pide que se elimine mención a Dios de la Constitución Suiza

Un miembro del parlamento de Suiza está utilizando la reciente prohibición de los burkas para introducir otro debate relacionado con el papel de la religión en la plaza pública.

El diputado Fabián Molina, del Partido Socialista Demócrata (SP), pidió que se elimine la mención de Dios del preámbulo de la Constitución suiza que dice: “¡En el nombre de Dios Todopoderoso! El pueblo suizo y los cantones, con la responsabilidad de cuidar nuestro medio ambiente, se entregan a esta Constitución…”.

Molina dijo que tal declaración va en contra de la neutralidad de la confederación suiza y entra en conflicto con la libertad religiosa y la libertad de conciencia de los no creyentes o seguidores de religiones no cristianas.

Juan Calvino y Ulrico Zuinglio

Suiza es uno de los países que más influyó en la Reforma protestante, con figuras como Juan Calvino (Ginebra) y Ulrico Zuinglio. Tanto la letra del himno nacional como la cruz de la bandera del país aluden a estas raíces históricas.

El Partido del Pueblo Evangélico (EVP), que tiene 3 representantes en la Asamblea suiza en Berna, dijo que se oponía a esta medida. Sostienen que la mención de Dios en la Constitución es “un signo de consideración por un poder superior y un reconocimiento de nuestros propios límites, ya que buscamos vivir en paz y por el bien de todos”.

Rechazar las “raíces cristianas de nuestro país” sería renunciar al “fundamento común de valores que nos une y mantiene unida a nuestra sociedad”, agregó el vicepresidente ejecutivo.

Estos valores cristianos son aquellos en los que “se basan los derechos humanos y los derechos fundamentales en todo el mundo, y que están a disposición de los ciudadanos, independientemente de su religión”.

Marianne Streif, presidenta del Partido Popular Evangélico, dijo: “Si quitamos esta mención en nuestra Constitución, estamos señalando que queremos una sociedad sin Dios”, un país que, por tanto, debe continuar “sin estos valores [cristianos]”.

El Partido Socialista Demócrata (SP) había justificado la eliminación de Dios del texto de la ley básica, porque “los suizos no quieren una teocracia ni un dominio de la religión”.

Pero el vicepresidente ejecutivo dijo que esto es “absurdo”, y agregó que esta polémica muestra “la polarización” en la política y la sociedad.

Total
6
Shares
Artículos relacionados
Total
6
Share