Un juez avala el mayor acuerdo entre la Iglesia Católica en EEUU y cientos de víctimas de abusos sexuales

Un juez dio el martes su aprobación preliminar al mayor acuerdo en un escándalo de abusos dentro de la Iglesia Católica, autorizando un acuerdo de 120 millones de dólares (101 millones de euros) entre la Diócesis de Covington y cientos de víctimas de abusos por parte de sacerdotes y otros empleados.

La decisión del juez John W. Potter permite acceder de forma inmediata a 40 millones de dólares (34 millones de euros) de los fondos de la diócesis, mientras que las víctimas y la diócesis han reclamado a dos compañías de seguros por los restantes 80 millones de dólares (67 millones de euros).

La sentencia de Potter permite a la Iglesia y a los abogados de los demandantes comenzar a anunciar el acuerdo y fija como fecha límite para presentar las denuncias el próximo 10 de noviembre. La denuncia colectiva fue presentada en 2003 y acusa a la Iglesia de 50 años de abusos sexuales encubiertos por parte de sacerdotes y otros empleados.

Carrie Huff, abogada de la diócesis, describió el acuerdo como una solución amistosa. "Hemos llegado a ver las cosas del mismo modo. Es duro dar un suspiro de alivio en estas circunstancias, pero estoy feliz", dijo. Por el momento no está claro cuántas personas forman parte de esta demanda colectiva. El juez ha ordenado a los abogados que erminen el número exacto de víctimas que seguirán adelante.

Las víctimas recibirán compensaciones que van desde los 5.000 a los 450.000 dólares (4.200 a 379.000 euros), en base a los abusos sufridos. Aquellos cuyos casos sean más graves podrán solicitar un fondo especial. Está prevista la celebración de una audiencia final sobre este acuerdo el 9 de enero próximo, cuando Potter podrá aprobar o rechazar el pago a las víctimas cuyas denuncias hayan sido comprobadas.

Print Friendly, PDF & Email

También te podría gustar...