Un empresario reconoce que pagó a la ‘Gürtel’ por la visita del papa

El responsable de las sociedades que se hicieron cargo del sonido durante la visita reconoce que pagó una comisión de 88.000 euros a Pablo Crespo, que asegura no conocer la trama corrupta

El empresario Óscar Fragio, responsable de las sociedades que se hicieron cargo de sonido durante la visita del Papa a Valencia en julio de 2006, reconoció hoy en la Audiencia Nacional haber pagado por esta adjudicación una comisión de 88.000 euros al supuesto "número dos" de la trama de corrupción del caso Gürtel , Pablo Crespo.

Fragio, gestor de las empresas Wild Electronic Desing y Apogee Telecomunicaciones, hizo esta confesión en su declaración como imputado ante el juez de la Audiencia Nacional Pablo Ruz en el marco de la causa que investiga las presuntas irregularidades en la adjudicación a la empresa Teconsa por parte de la Radio Televisión Valenciana (RTVV) de los contratos para el suministro e instalación del equipamiento de sonorización en el V Encuentro Mundial de las Familias, que tuvo lugar en Valencia entre el 7 y el 9 de julio de 2006 con la presencia de Benedicto XVI.

El imputado explicó que el pago de los 88.000 euros a Crespo se realizó en efectivo en un encuentro que tuvo lugar en Sevilla y que respondía a una comisión por haber facilitado la subcontratación a sus empresas por parte de Teconsa, según señalaron fuentes jurídicas.

Contratos inflados

Fragio también señaló que el contrato inicial suscrito con Teconsa para los servicios de sonido era de 1.050.000 euros, una cifra que, según dijo no servía para cubrir los gastos. El imputado explicó ante el juez Ruz que finalmente el sobrecoste fue de 1.083.000 euros, una cantidad que facturó a Teconsa y esta a su vez a la RTVV.

Para justificar estos gastos adicionales, Fragio puso como ejemplo que sus empresas tuvieron que colocar unas torres de sonido y contratar a personal para que velase por la seguridad de estas instalaciones.

El empresario se comprometió ante el magistrado a aportarle las facturas con las que, según dijo, puede justificar al menos 800.000 euros de estos gastos.

Se niegan a declarar

Ante el magistrado comparecieron asimismo esta mañana, también en calidad de imputados, el presunto "cerebro" del "caso Gürtel", el empresario Francisco Correa, su "número dos", Pablo Crespo, y el delegado de la trama en Valencia, Álvaro Pérez, más conocido como "El Bigotes". Todos ellos se negaron a declarar.

Correa alegó para negarse a declarar que la causa "está viciada" debido a las escuchas ordenadas por el anterior instructor, el juez inhabiitado Baltasar Garzón. Este magistrado ha sido condenado por el Supremo a 11 años de inhabilitación por estos hechos.

Crespo no conoce la 'Gürtel'

El supuesto número dos de la trama "Gürtel", Pablo Crespo, ha afirmado hoy que desconoce lo que es esta red corrupta ni si hubo sobornos en la adjudicación de contratos a Radiotelevisión Valenciana (RTVV) a empresas de dicha organización durante la visita del papa a Valencia en julio de 2006.

Así lo ha asegurado el exsecretario de organización del PP gallego a su salida de la Audiencia Nacional tras negarse a declarar ante el juez Pablo Ruz, que le había citado junto al presunto cabecilla de la red, Francisco Correa, y el gestor de Orange Market Álvaro Pérez, "el Bigotes", que tampoco han contestado a las preguntas del magistrado.

Crespo, que se encuentra en libertad desde el pasado 1 de febrero, ha subrayado que se ha acogido a su derecho a no declarar porque se trata de un procedimiento que "no es limpio y no lo es desde un principio", puesto que, como "ha quedado acreditado ya", se han "violado" los derechos de los imputados.

Print Friendly, PDF & Email

También te podría gustar...