Asóciate
Participa

¿Quieres participar?

Estas son algunas maneras para colaborar con el movimiento laicista:

  1. Difundiendo nuestras campañas.
  2. Asociándote a Europa Laica.
  3. Compartiendo contenido relevante.
  4. Formando parte de la red de observadores.
  5. Colaborando económicamente.

Un burka para tu Barbie

Obligar a las mujeres a taparse es una agresión machista no un rasgo fundamental del islam

El burka es una pieza de ropa que llevaban tradicionalmente algunas tribus afganas y que los talibanes impusieron a todas las mujeres cuando accedieron al poder. Esta prisión ambulante se convirtió en el símbolo de la violencia que se ejercía contra la mitad de la población. El burka era la punta del iceberg de un sistema que segregaba a las mujeres, no les dejaba otro espacio que el doméstico ni otra función vital que no fuera la de estar al servicio del hombre y la familia.

Se les negaban los derechos básicos, entre los que estaban el más peligroso para la emancipación individual: el derecho a la educación. Por desgracia, este trato sigue existiendo y no solo en el país asiático. Que las mujeres tengan que taparse por obligación es unacto de violencia indiscutible. Se nos dice que el problema es nuestro cuerpo y que tenemos que borrar la identidad que nos dan el rostro, las manos, hasta el pelo, para tener derecho a acceder al mundo, un mundo que los hombres pisan sin distintivo textil alguno.

Pero la confusión en estos temas es tan grande que ya ha calado en el imaginario colectivo la idea de que el burka es una característica del islam, que es un rasgo fundamental de la religión de Mahomaque las mujeres tengan que cubrirse en mayor o menor grado.

VIOLENCIA SIMBÓLICA

En el último catálogo para niños de Benetton, por ejemplo, encontramos la imagen impactante de una Barbie con burka dentro de la sección ‘Cómo vestir a tu muñeca’. Representan la diversidad del mundo, como le gusta a la marca italiana. De modo que tenemos en el mismo nivel las diferencias en el color de la piel, el tipo de pelo o el fenotipo y esta pieza de ropa que es unaagresión machista cotidiana de una violencia simbólica innegable.

Es un equívoco en el que estamos cayendo todos y del que nos va a costar salir, pensar que las mujeres musulmanas tienen la obligación de cubrirse y que esta es una característica intrínseca e identitaria como lo es el tener la piel oscura o el pelo ‘afro’. No hay mujer que nazca con burka, ‘niqab’ o pañuelo y ninguna campaña publicitaria tendría que dar este tipo de mensajes a las niñas.

Total
0
Shares
Artículos relacionados
Leer más

Madre como Dios manda

La presidenta de la Comunidad de Madrid quedará este viernes investida en su segundo mandato. En el debate de…
Total
0
Share