Ultimátum a laicos de La Ermita; fanáticos les dan 3 días para desalojarlos

Aseguraron que cuentan con el apoyo del Gobierno Federal para sacar de La Ermita al grupo de laicos

Sólo tres días tienen para dejar la nueva Jerusalén los laicos disidentes de la comunidad, de otra manera serán desalojados a costa de lo que sea. Esa es la sentencia de los religiosos seguidores de Martín de Tours, que ayer a través de un mensaje interno rompieron relaciones con el PRI, porque según dicen, les falló pese a que siempre “le dimos nuestro voto”.

Acusaron a los disidentes de “haber pisoteado el reglamento del pueblo y de la Virgen del Rosario” y aseguraron que cuentan con el apoyo del Gobierno Federal para sacar de La Ermita al grupo de laicos.

Defendieron la supuesta inocencia del encargado del orden, Cruz Cárdenas, presunto culpable de haber ordenado la destrucción y quema de la escuela primaria “Vicente Guerrero”, y actualmente en prisión preventiva en el Cereso Mil Cumbres.

Culparon al Gobierno del Estado de no poner remedio al conflicto entre los dos grupos antagónicos, y lo acusaron de no hacer nada.

Dijeron que no volverán a dar su voto al PRI “porque a ellos jamás les han interesado los problemas de la gente, ya que más bien su lema es destruirlos y acabar con el pueblo de la Nueva Jerusalén”.

A la anterior administración perredista le achacaron que no le importó que los moradores ya tenían su propia escuela y no era necesaria otra. Por primera vez los fanáticos religiosos hablan de su verdad respecto de qué los motivó a destruir el plantel “Vicente Guerrero”.

“El gobierno perredista quiso imponer una escuela laica, pasó por alto un documento firmado de inconformidad por el pueblo y gobierno, el día 13 de septiembre 2007 de advertencia de los problemas que se iban a venir por la construcción de dicha escuela”. Los religiosos dejaron claro que la consigna era cerrar la escuela laica.

En el documento leído a la comunidad, los religiosos señalan que después de diálogo con autoridades siguieron los plantones en la escuela laica “hasta terminar en la clausura del plantel, el 17 de abril del 2012 por el Ministerio Público”.

Según los seguidores de Martín de Tours, sobrevino otra inconformidad del pueblo “porque dichas autoridades, el día 4 de julio de 2012 –dos días antes de la quema de la escuela- quitaron los sellos de clausura y la entregaron la escuela al alcalde perredista Salvador Barrera Medrano y éste a los turulatos, sin dar conocimiento al encargado del orden ni al pueblo”.

Agregan que “por esta burla recibida, el pueblo no aguantó más y determinó destruir la escuela laica Vicente Guerrero. Ellos son los culpables y agrandaron más el problema del pueblo en vez de solucionarlo”.

La gente de Martín de Tours advierte en el mensaje que “¡ahora estamos dispuestos a defender los principios de nuestro pueblo, así tengamos que sufrir todo el peso de su ley! Pero no permitiremos que estas personas rebeldes sigan pisoteando nuestro reglamento y ensuciando la honra del Pueblo y de Nuestra Madre Santísima María del Rosario”.

La advertencia fue clara: “ahora no lo permitiremos más, los sacaremos de este pueblo por nuestra propia cuenta, porque ya ni el gobierno ni los medios están con nosotros, pues ni nosotros con ellos; nos apoyaremos en otros partidos ya que el Gobierno Federal también está dispuesto a apoyarnos para sacarlos y mandará toda la fuerza federal y les damos 3 días para desalojar el pueblo.

El documento fue leído públicamente entre los pobladores, mientras el grupo aludido, el de los laicos, no desestimó las advertencias de desalojo.

Archivos de imagen relacionados

  • Nueva Jerusalen fanaticos
Print Friendly, PDF & Email

También te podría gustar...