Asóciate
Participa

¿Quieres participar?

Estas son algunas maneras para colaborar con el movimiento laicista:

  1. Difundiendo nuestras campañas.
  2. Asociándote a Europa Laica.
  3. Compartiendo contenido relevante.
  4. Formando parte de la red de observadores.
  5. Colaborando económicamente.

Tutorial yihadista para matar a un juez

La fiscalía pide, en el juicio que se inicia este lunes, 20 años de cárcel para el presunto responsable en España de la red propagandística del ISIS como autor de un vídeo con instrucción para atentar contra el magistrado De la Mata.

Cuando la Policía Nacional lo detuvo el 1 de octubre de 2019, Abdelaziz Agzennay Atouf era considerado, a sus 23 años, el presunto responsable en España de Muntasir Media, la red propagandística del Estado Islámico (ISIS, en sus siglas en inglés). Desde un piso de Parla (Madrid), donde residía con sus padres y hermanos, editaba material propagandístico en los que se incitaba a la comisión de atentados en España. Y entre ese material, los agentes localizaron un vídeo y una imagen que reflejaban su supuesta obsesión por matar al entonces juez de la Audiencia Nacional José de la Mata, así como instrucción sobre como atentar contra él. “Dejamos constancia de nuestra clara voluntad y compromiso de eliminar a José de la Mata. Continuaremos trabajando para llevar a cabo nuestro objetivo marcado”, concluía la grabación con el explícito título ‘Morirás con una bomba lapa’.

Aquel vídeo mostraba fotografías del magistrado (actualmente representante de España en Eurojust, la agencia europea de cooperación para luchar contra el terrorismo y la delincuencia organizada), ilustraba cómo elaborar y colocar artefactos explosivos y un vehículo en llamas. El detenido, que presuntamente difundía este material a través de la aplicación de mensajería instantánea Telegram, había acumulado además en su domicilio material susceptible del ser utilizado para obtener las sustancias químicas necesarias para fabricar material explosivo y, además, había grabado un vídeo en el que aparecía reivindicando un futuro atentado. La Fiscalía pide para él, en el juicio que está previsto que se inicie este lunes, 12 años de cárcel por las amenazas al juez y otros ocho por integración en organización terrorista. Meses después de su arresto, la trama mediática del ISIS difundió otro vídeo contra De la Mata.

La investigación policial que desembocó en su arresto reveló que Abdelaziz Agzennay había iniciado un proceso de autoradicalización en 2015, con tan solo 19 años de edad, y que tres años después estaba ya al frente de Muntasir Media, “la primera productora afín [al ISIS] que elabora material propagandístico de dicha organización en castellano”, según detalla la fiscalía en su escrito de acusación. La Policía le adjudica la edición de 18 vídeos, algunos de ellos con amenazas expresas a España, en los que entremezcla imágenes de detención de presuntos yihadistas, con las de líderes políticos como el rey Felipe VI y el expresidente del Gobierno Mariano Rajoy, con los de las víctimas de los atentados de Barcelona de agosto de 2017 o de procesiones de Semana Santa. Todo ello acompañado de imágenes de terroristas y frases como “a los cristianos españoles vengaremos vuestra matanza” o “preparad vuestros cuellos, os decapitaremos”.

En su escrito de acusación, la fiscalía destaca que entre el abundante material propagandístico intervenido a Abdelaziz Agzennay había una imagen y un vídeo con amenazas directas al juez De la Mata. La primera, bajo el titulo ‘Busca y elimina’, fue difundida la tarde del 26 de julio de 2019, dos meses antes de su detención. En ella, junto a una fotografía del magistrado señalado por una diana, figuraban datos de su esposa e hijos. “Vigila, coloca tu explosivo debajo de su coche, apuñálale, intenta matar como puedas”, lanzaba a los destinatarios del mensaje, a los que informaba de que el juez solía salir de la Audiencia Nacional “para irse a comer o irse a su casa”. En el mensaje se acusaba al magistrado de haber “encarcelado a una hermana más [dos días antes la Guardia Civil había arrestado una presunta yihadista], de los tantos hermanos y hermanas que siguen encarcelados”.

Un mes de difundir aquella imagen, Abdelaziz Agzennay publicó presuntamente el vídeo ‘Morirás con una bomba lapa’. En él, a lo largo de los cerca de dos minutos, se muestran de nuevo imágenes del juez obtenidas en Internet, para posteriormente recrear “la planificación, elaboración y colocación de una bomba lapa […]mientras suena un nasheed [música vocal musulmana utilizado como propaganda yihadista] en árabe”, destaca la fiscalía. En el vídeo se intercalan fotogramas de detonadores y cables mientras son manipulados y lo que aparentan ser artefactos explosivos conectados a un teléfono móvil. También aparece sobreimpresionado un texto con la antigua dirección del juzgado de De la Mata, en la calle Prim de Madrid. El vídeo incluye imágenes de vehículos en llamas y diversos planos de un coche explosionando junto al texto “visto para sentencia”.

La fiscalía concluye que con estas imágenes, Abdelaziz Agzennay pretendía “amedrentar” al magistrado y “situarle como objeto de futuros atentados yihadistas que pudieran cometer sujetos afines o pertenecientes” al Estado Islámico. En este sentido, la investigación apunta a que el presunto yihadista “estaba firmemente determinado a cometer un atentado” y que, por ello, había adquirido material con el que fabricar un artefacto explosivo casero. Según reveló el historial de búsquedas de su teléfono, cuando fue detenido “buscaba urgentemente un lugar seguro” donde elaborarlo “sin peligro para sus familiares si salía algo mal, pues residía junto con sus padres y hermanos [en el piso en el que fue detenido] y que a su vez pudiera emplear como escondite”. También había intentado supuestamente adquirir un arma.

En su informe, el fiscal destaca que, entre los datos que corroboran la presunta intención de Abdelaziz Agzennay de atentar estaba el vídeo encontrado en un disco duro hallado en su dormitorio en el que aparecía él mismo reivindicando en árabe una supuesta acción terrorista cometida en nombre del ISIS. En uno de sus teléfonos también guardaba imágenes suyas con el texto sobreimpreso: “Jóvenes, las bombas son las más exitosas, los apuñalamientos son los más dolorosos, los atropellamientos son los más mortíferos”. En otra foto, posaba con el rostro parcialmente cubierto con un arma blanca en su mano. Ahora se sienta en el banquillo.

Total
40
Shares
Artículos relacionados
Total
40
Share