Trump boicotea, con una reunión sobre libertad religiosa, la cumbre del clima en la ONU

El presidente estadounidense, Donald Trump, desairó la cumbre sobre el clima de la Organización de las Naciones Unidas (ONU), que iniciará este lunes, y en su lugar asistirá a un panel sobre religión, refirió la agencia noticiosa italiana Ansa.

Otros líderes, desde el premier británico Boris Johnson hasta el mandatario francés, Emmanuel Macron, ponen atención a los temas ambientales, pero Trump tomará otros rumbos.

De hecho, la Casa Blanca reservó en el Palacio de Vidrio, a la misma hora del encuentro sobre el clima, una sala de conferencias para una reunión sobre la libertad religiosa a nivel global. Una elección que confirma el escepticismo del magnate sobre las cuestiones ambientales.

No es la primera vez que Trump boicotea sesiones de encuentro a nivel internacional sobre el clima: ya lo hizo en el G7, en Biarritz, y ahora lo hace en la ONU.

En la cumbre ambiental, organizada por el secretario general de la ONU, Antonio Guterres, Estados Unidos estará representado por Marcia Bernicat, del Departamento de Estado. Si bien la presencia de Trump no era esperada, Estados Unidos, de acuerdo a lo que surge de la agenda de trabajos, no será el único país ausente en la cita clave de la ONU: tampoco estarán Japón ni Australia, países considerados dependientes del carbón.

Estarán presentes China e India, muchas veces criticados por Trump por los elevados niveles de contaminación que producen. La reserva de la sala de conferencia por parte de la Casa Blanca se produjo a último momento y está causando problemas logísticos en el Palacio de Vidrio, teniendo en cuenta la seguridad que acompaña al mandatario estadounidense.

El gobierno, sin embargo, minimiza la situación. Un funcionario estadounidense explicó que “el evento pondrá el acento en reforzar el apoyo internacional en defensa de la libertad religiosa, a la luz del aumento de las persecuciones en base a la fe y de los numerosos ataques a los sitios de culto a nivel global”.

Pero las polémicas por la ausencia de Trump no se detienen. “No quiere participar en la cumbre sobre el clima y considero que tiene la intención de crear un elemento de distracción”, dijo la expresidenta irlandesa Mary Robinson.

“No participar en el encuentro pero estar en el palacio de la ONU es un ataque”, sostuvo a su vez David Waskow, director de la iniciativa sobre el clima de World Resources Institute.

Print Friendly, PDF & Email

También te podría gustar...