Tragedia de Chile: una vidente ayuda a buscar los cuerpos

Lo dijo el ministro de Defensa. Agregó que la mujer participó en el rescate de los mineros.

COMENTARIO: Resulta sorprendente que un gobierno pueda contratar este tipo de servicios, una "vidente", que carece de toda lógica científica.


Buzos tácticos, un robot de última generación, radares, paracaidistas, equipos de emergencia, pescadores experimentados y embarcaciones sofisticadas no fueron suficientes para encontrar los 17 cuerpos de los 21 pasajeros que el viernes cayeron al mar en un avión militar en la isla Robinson Crusoe. Entonces, para reforzar la dirección de la búsqueda, e l gobierno chileno decidió incorporar a una mujer vidente , que desde ahora comparte el operativo con las Fuerzas Armadas.

“Utilizamos todas l as capacidades tecnológicas, humanas y sobrehumanas , a fin de no dejar ninguna pista sin corroborar”. Con esa frase el ministro de Defensa chileno, Andrés Allamand, anunció la contratación de los servicios de la mujer. Al grupo de expertos centralizado por el ministerio, que desde el sábado recorre las aguas cercanas a la isla, se sumó el domingo por la noche la conocida parapsicóloga Carmen Díaz. La mujer llegó desde Rancagua, al sur de Santiago, en helicóptero y aterrizó primero en una fragata y fue llevada en bote a otra que trabaja en el lugar.

El ministro Allamand, que es cuñado de una de las víctimas desaparecidas, el empresario Felipe Cubillos, explicó que “hemos (de ella) recibido información verosímil y la estamos rastreando y estamos yendo a esos lugares donde tenemos indicios y vamos a verificar si son reales”.

Durante el rastreo, la vidente aseguró haber tenido “visiones” con gente viva.

Respecto de eso, el ministro expresó: “Ojalá que alguna de sus predicciones se puedan materializar.

Es coherente con la información que nosotros hemos recogido” .

Díaz había participado en la búsqueda de los 33 mineros que hace poco más de un año quedaron atrapados a 600 metros de profundidad en la mina San José, en el desierto de Atacama.

A pesar de la búsqueda, anoche al cierre de la edición, Allamand confirmó que el fuselaje del avión se había desintegrado. “Pese al enorme esfuerzo desplegado, se confirma que con la fuerza del impacto el avión se desintegró, porque hemos encontrado sólo material fragmentado y en una extensa zona”, afirmó el ministro.

A medida que pasan los días, las hipótesis sobre las causas del accidente comienzan a surgir. La que suena con más insistencia apunta a Carolina Fernández, la copiloto de 26 años que tripulaba el avión.

En declaraciones al diario El Mundo de España, el piloto Pedro Forteza dijo: “Yo creo que ella tenía muy poca experiencia en la isla misma. Era la segunda vez que aterrizaba allí. Nosotros tenemos un gran respeto a esa zona. Muchas veces cancelamos vuelos porque no se dan las condiciones meteorológicas óptimas”, concluyó el aeronavegante de la línea ATA, que viaja hasta Robinson Crusoe.

Luego de que se conociera esa opinión, desde Santiago, el secretario general de las Fuerzas Aérea, Maximiliano Larraechea declaró tajante: “La teniente tenía cerca de 800 horas de vuelto y había ido suficientes veces a la isla”.

También se supo ayer que desde el observador meteorológico de la isla avisaron al avión que había un “viento cruzado” que podía desestabilizar la nave. Ante esa información Fernández respondió: Afirmativo, se recibe”. Esa fue su última comunicación.

Por otro lado, el Servicio Médico Legal (SML) de Chile les pidió a los familiares de las víctimas que entreguen muestras con información genética para identificar restos humanos encontrados el domingo por equipos de rescate. “A partir de este momento entramos en una etapa en la cual es muy probable que hallemos cuerpos desmembrados ”, advirtió Larraechea.

Archivos de imagen relacionados

  • tragedia Chile
Print Friendly, PDF & Email

También te podría gustar...