Sturla asume en un Uruguay de «laicidad más inclusiva»

Este domingo el salesiano Daniel Sturla asumió como nuevo arzobispo de Montevideo ante la presencia José Mujica y representantes de todos los partidos.

Néstor Da Costa, sociólogo especializado en religiones, dijo a 180 que la presencia de un presidente no creyente en la asunción de Sturla se enmarca en una etapa de "laicidad más inclusiva y más abierta" que atraviesa el país.

En la Catedral Metropolitana el nuevo arzobispo habló de una iglesia "de puertas abiertas" y "mate pronto". Asistieron, además de Mujica, el vicepresidente Danilo Astori, el expresidente Luis Alberto Lacalle, la intendenta Ana Olivera y el candidato a la presidencia Pedro Bordaberry, entre otros.

"Tengo una admiración política muy fuerte por la Iglesia Católica", admitió Mujica.

"Una parte sustantiva de mi pueblo es católico y tengo la obligación institucional de respetar lo que significa esto", señaló Mujica en referencia a su presencia en la asunción de Sturla a pesar de no ser creyente.

El presidente le deseó al nuevo arzobispo "mucha suerte" y pidió "que acompañe en la lucha por los pobres".

Da Costa explicó que ahora "la relación es más de respeto a las creencias, de darles cabida", ya que una creencia es un derecho humano: "me importa como estado lo que cree mi gente y promuevo que se tengan las condiciones no solo jurídicas sino también culturales para desarrollarla", señaló Da Costa.

Desde la iglesia la presencia de Mujica puede entenderse "como un gesto de reconocimiento" más allá de que durante su presidencia se hayan promovido leyes que el catolicismo desaprueba, como la despenalización del aborto o el matrimonio igualitario.

"Ha habido leyes que evidentemente han puesto en lugares distintos a la Iglesia y al gobierno, pero eso no obsta para que el diálogo exista y que continúe el respeto", señaló Da Costa.

Además, a la asunción de Sturla asistieron representantes de la colectividad judía, ya que en Uruguay, donde cerca del 47% de la poblacion es católica, existe la confraternidad judeo-cristiana integrada por judíos, católicos y protestantes.

El fin de una iglesia "destrozada"

La asunción de Sturla marca "una etapa distinta a la de (Nicolás) Cotugno", quien "lamentablemente terminó su arzobispado con una iglesia destrozada, según dicen los sacerdotes católicos y buena parte de los fieles", señaló Da Costa.

Bajo el arzobispado de Cotugno -"quien le prohibía reunirse a sus curas en las zonas populares"- no había diálogo entre sacerdotes ni acciones en conjunto "más allá de alguna cosa emblemática".

Durante su toma de posesión Sturla agradeció a Cotugno "sobre todo (por) el Liceo Jubilar, que ha sido modelo de trabajo educativo para el Uruguay entero".

Da Costa señaló que "la llegada de un arzobispo joven con gran capacidad de cercanía a la gente, con capacidad de diálogo, dispuesto a construir, aprender, etcétera, abre una etapa muy distinta a la anterior".

Sturla, que fue elegido por el papa Francisco, está reuniendo "muchas expectativas de encontrarse con una iglesia de Montevideo más abierta".

"Antes de que renunciara Benedicto todo el mundo especulaba con los 75 años de Cotugno y habían algunos nombres que parecían cantados para la lógica de los papados anteriores. El nombramiento de Bergoglio como Francisco y sus primeros gestos inmediatamente puso de relieve que quien fuera nombrado sería alguien bastante distinto a lo que venía siendo -pastores más cerrados, radicales, conservadores-. En el espíritu que se encuentra la Iglesia Católica (…) se entiende el nombramiento de Sturla", expresó Da Costa.

Mujica con arzobispo Montevideo 2014

Mujica con arzobispo Montevideo 2014

Daniel Sturla arzobispo Montevideo 2014

Daniel Sturla arzobispo Montevideo 2014

Archivos de imagen relacionados

  • Daniel Sturla arzobispo Montevideo 2014
  • Mujica con arzobispo Montevideo 2014
Print Friendly, PDF & Email

También te podría gustar...