Silencio en el Vaticano sobre el «visto bueno» de Woytila a la carta de Castrillón

El director de la sala de prensa del Vaticano, Federico Lombardi, ha vuelto a desmarcarse de la carta que el cardenal Darío Castrillón Hoyos envió a un obispo en 2001 felicitándole por no haber denunciado a un sacerdote pederasta, aunque no quiso hacer ningún comentario sobre el visto bueno que Juan Pablo II habría dado a dicha misiva.

El cardenal colombiano Castrillón Hoyos volvió a despertar la polémica al asegurar que la carta que mandó al obispo francés Pierre Pican contaba con la aprobación del Papa polaco, según informa el diario 'La Verdad de Murcia'.

La carta en cuestión se remonta al año 2001, el mismo en que el Vaticano cambió las reglas sobre el procedimiento a seguir en los casos de curas pederastas y según las cuales éstos pasaban a ser competencia directa de la Congregación para la Doctrina de la Fe y no de los obispos locales.

Tras la publicación de esta carta, el director de la sala de prensa del Vaticano, Federico Lombardi, emitió un comunicado para remarcar que "este documento es la prueba de cuán oportuna era" la reforma que el Vaticano impuso en 2001, justo cuando la Congregación para la Doctrina de la Fe estaba dirigida por Ratzinger.

La reforma unificó el tratamiento de los casos de abusos, que pasaron a ser "competencia de la Congregación para la Doctrina de la Fe", lo que garantizó una "gestión rigurosa y coherente".

Preguntado otra vez al respecto durante una rueda de prensa en Malta, Lombardi volvió a remitirse a dicho comunicado y evitó hacer ningún comentario a las nuevas declaraciones de Castrillón que involucran a Juan Pablo II en el asunto.

"No tengo nada que añadir al respecto", insistió el portavoz vaticano, que en la rueda de prensa prefirió limitarse a las informaciones relativas al viaje apostólico que el Papa está realizando este fin de semana a Malta.

Print Friendly, PDF & Email

También te podría gustar...