Asóciate
Participa

¿Quieres participar?

Estas son algunas maneras para colaborar con el movimiento laicista:

  1. Difundiendo nuestras campañas.
  2. Asociándote a Europa Laica.
  3. Compartiendo contenido relevante.
  4. Formando parte de la red de observadores.
  5. Colaborando económicamente.

Señor Anglada: yo soy moro

El líder de Plataforma per Catalunya ha declarado: «Un moro siempre será un moro. Nunca será español ni catalán». El problema no es que lo diga Anglada, sino que lo piensen un cierto sector de catalanes. A todos los que piensen así les digo que hoy me siento moro.

De entrada hay que recordar que los denominados despectivamente como moros estuvieron por aquí más de ocho siglos. En nuestro lenguaje está su herencia: alcalde, alférez, alfil, catifa, barri, borni, cadira, café, cala, carmen, cenia, cequia, cimitarra, daga, dársena, destartalat, dinar, diván, embarassar, escabetx, escaque, faluca, fanega, fideo, fulano, gabán, gacela, gandul, guarismo, guitarra, ¡hola!, jabalí, jaque, jirafa, jofaina, lima, llimona, maravedí, maroma, mesquí, místic, nenúfar, noria, nuca, ¡ojalá!, ¡olé!, quiosco, quintal, rambla, tambor, safrà… solo por citar algunos de los términos que más influencia han tenido en el catalán y el castellano.

Hay dos expulsiones trágicas de los musulmanes. La de los Reyes Católicos y la más vergonzosa si cabe de 1609. Fue un desastre humano y una pérdida para nuestra economía. Lo mismo con los judíos. Hitler dijo en sus escritos que había tomado buena nota de la historia de España para aprender a expulsar a la gente. Digamos aquí que los catalanes tampoco tratamos mucho mejor a nuestros compatriotas judíos de los calls de Girona y de Barcelona. La barbaridad se salta muy bien las fronteras físicas y mentales.

Bueno, Anglada, a lo nuestro. Ahora va usted y dice que un moro no será nunca catalán ni español. Por cierto, ¿cómo sabe usted que no corre sangre mora por sus venas? Es más, a mí me parece que sí. Si comparo mis facciones con las suyas, le veo a usted un poco más moro. Piense en su dialéctica y en su cruzada… ¿Y si este carácter le viene de algún antepasado sarraceno? ¿Y si su árbol genealógico contiene savia agarena? Yo, cuanto más me fijo en sus hechuras, más moro lo veo. Ya sé lo de la Marca Hispánica, pero piense que esta gente se colaba por todas partes. Pero, tranquilo, no se lo diré a nadie. Ya sabe usted que Anglada es un apellido que puede venir del árabe Zanglada. Por cierto, que también son palabras de origen árabe cazurro, chivo y momia.

Anglada, usted me está flojeando en el tema nacionalista. Está defendiendo la pureza de raza no solo catalana, sino también española. Que usted me diga que un moro no puede ser catalán vale, pero español ¿por qué no? Al contrario, como usted es tan nacionalista tendría que haber dicho que los moros pueden ser españoles, pero nunca catalanes, que ofende más. Lo veo flojo de remos como nacionalista radical.

Bueno, el caso es que servidor siempre ha sido crítico con los islamistas intransigentes y defensor, en cambio, de la inmensa mayoría de musulmanes que luchan para vivir honestamente en todo el islam y en nuestro país. Le recuerdo que una parte de los moros que vinieron a trabajar a Catalunya fueron contratados por catalanes que les pagaban una miseria y les tenían hacinados como perros en condiciones infrahumanas. Hoy yo me siento moro y catalán. Gracias. Yo qué sé…

Total
0
Shares
Artículos relacionados
Leer más

Negar la realidad

Que en la tercera semana del año 2021 todavía existan personas que nieguen la existencia del coronavirus es algo que…
Total
0
Share