Asóciate
Participa

¿Quieres participar?

Estas son algunas maneras para colaborar con el movimiento laicista:

  1. Difundiendo nuestras campañas.
  2. Asociándote a Europa Laica.
  3. Compartiendo contenido relevante.
  4. Formando parte de la red de observadores.
  5. Colaborando económicamente.

¿Se puede cambiar el día de una oposición para no contravenir la religión de una persona?

La Sanidad valenciana cambia una oposición al domingo por una adventista cuyo credo considera el sábado día de reposo, culto y oración

La consejería valenciana de Sanidad ha cambiado del sábado 18 al domingo 19 de junio la fecha de un concurso-oposición para la provisión de vacantes especialistas en Obstetricia y Ginecología, dependientes de la administración, ante la petición formulada por una aspirante que profesa la religión adventista, ya que esta considera el sexto día de la semana un día de reposo, de culto y oración, en el que se abstienen de realizar actividades laborales, lúdicas o comerciales. La administración valenciana ha tomado esta decisión una semana después de que el TSJCV estimara una petición en los mismos términos de otra candidata; en aquella ocasión, sin embargo, se cambió la fecha del examen únicamente a la persona afectada, como decía la decisión judicial, y ahora se ha movido el día de la prueba para todos los aspirantes (400), algo que no es nada habitual, según los expertos consultados por este diario.

Javier Plo, profesor de oposiciones en Master D, explica: “Lo normal es ofrecer una alternativa a la aspirante que lo pide, no cambiar el examen para todos. A esa persona le hacen una prueba en las mismas condiciones, con preguntas de nivel similar, pero otro día, o a otra hora”. Plo aduce al Acuerdo de Cooperación del Estado con la Federación de Entidades Religiosas Evangélicas de España, firmado en 1992, que establece que “los exámenes, oposiciones o pruebas selectivas convocadas para el ingreso en las Administraciones Públicas (…) serán señalados en una fecha alternativa para los fieles de las Iglesias”. Estos fieles, entre los que se encuentra la solicitante, son los de la Unión de Iglesias Adventistas del Séptimo Día y de otras Iglesias evangélicas, cuyo periodo de observancia religiosa va desde la puesta de sol del viernes hasta la puesta de sol del sábado.

“Es un caso curioso. De hecho, el Tribunal Superior de Justicia de la Comunidad Valenciana abogaba [en el caso anterior] por retrasarle el examen unas horas, hasta la puesta de sol del mismo sábado, no por cambiarle la fecha a todos. Ahora, Sanidad valenciana ha decidido retrasarles a todos el examen un día”, explica Plo. Una preparadora del Centro de Estudios Financieros coincide con él: “No tengo noticia de que esto se haya hecho nunca. Las convocatorias suelen contener párrafos que dicen que si hay, por ejemplo, embarazo, parto, hospitalización, o ahora con la pandemia, positivo por covid, te pueden realizar a ti el examen en otra fecha, pero a los demás no se les toca. Con las circunstancias religiosas, igual”.

Para ella, este caso se resume en una frase: “Por no discriminar a una, discriminas a todos los demás”. Hay que tener en cuenta, según dice, que la gente que no sea de la ciudad donde se va a realizar el examen tendrá que reservar un hotel, sacar unos billetes, y pedir permiso en el trabajo. Organizar su vida conforme a una fecha anunciada. “Es una cuestión, en mi opinión, arbitraria, porque si nos empezamos a fijar en las circunstancias personales de todos los aspirantes, pues es que no hay fecha buena para todos”, argumenta, y concluye: “A lo máximo que se habrán podido agarrar para realizar este cambio de fecha es a dos líneas que hay en la convocatoria de este proceso selectivo en concreto, que dicen que corresponde al tribunal la adopción de cuantas medidas sean precisas en orden al correcto desarrollo de los procesos selectivos, actuando de acuerdo con criterios de objetividad e imparcialidad. Algo muy ambiguo”.

A la pregunta de cuáles son los objetivos de Sanidad detrás de este cambio de fecha, ambos expertos coinciden. “Por comodidad, por no tener que hacer un examen diferente”, comenta Plo. Fuentes de la consejería de Sanidad apuntan que, efectivamente, el objetivo es evitar “al máximo” los posibles problemas ocasionados por la necesidad de tener que aislar a las personas aspirantes para que puedan hacer el examen en los términos establecidos ante sus creencias religiosas, y al mismo tiempo, garantizar que todos los candidatos tengan las mismas posibilidades y evitar que se pueda poner en duda el proceso, según recoge Europa Press.

Por su parte, fuentes del Sindicato Médico (CESM CV) han indicado que sus servicios jurídicos están estudiando acciones legales contra la decisión de modificar la convocatoria. “Vamos a presentar medidas cautelarísimas para que el examen siga siendo el sábado 18 de junio, sin menoscabar los derechos de nadie”, han declarado en conversación con este periódico. “En unas oposiciones en las que los aspirantes se juegan tanto, estas actuaciones por parte de la Administración solamente contribuyen a aumentar el nerviosismo y, en este caso, además, provocan mucha indignación entre los afectados”, han afirmado. “No parece ni justo ni lógico que por una persona se vean afectadas otras 400. Sin embargo, recalcar siempre que el problema no lo tenemos con esta compañera, que en ningún momento ha pedido cambiar la fecha de todos, sino que la dejen presentarse al anochecer”, han ultimado.

Total
2
Shares
Artículos relacionados
Total
2
Share