San Juan de Ávila entra en campaña

Usan el perfil de un santo en Facebook para criticar las políticas del PSOE

Apenas dos meses ha tardado el PSOE en expiar sus culpas por rechazar en un Pleno de la Corporación Municipal la propuesta de Federico Cabello de Alba de incoar expediente administrativo para declarar Hijo Adoptivo de Montilla a San Juan de Ávila. A menos de diez días para las Elecciones a Cortes Generales, el mismísimo Maestro de Santos, desde su página comunitaria de Facebook, mostraba ayer su desacuerdo con las políticas desarrolladas por los socialistas en los últimos años e invitaba a conocer "los errores legislativos que el próximo Gobierno no puede volver a cometer".

En realidad, no es que el próximo Doctor de la Iglesia Universal haya conseguido darse de alta en la popular red social ideada por Mark Zuckerberg para fustigar al PSOE por su desaire en el Pleno de Montilla o para mostrar sus preferencias políticas diez días antes de los comicios del próximo 20 de noviembre.

Simplemente, el Santuario y Centro Diocesano de San Juan de Ávila de Montilla comparte en esta conocida red social -y desde el pasado 9 de octubre- citas célebres y documentos relacionados con la vida y con la obra de este eminente maestro de la fe para los fieles de todos los tiempos. Hasta ayer.

Porque hace algo más de 24 horas, los 71 seguidores con los que contaba al escribirse estas líneas el espacio dedicado al asceta manchego en Facebook -y que es gestionado por Antonio Diufaín, sacerdote de la Diócesis de Cádiz y Ceuta y misionero en la Prelatura peruana de Moyobamba-, se toparon con un comentario que, leído junto al retrato y al nombre de San Juan de Ávila, resultaba, cuando menos, "inusual" y bastante diferente de los que, hasta ahora, se habían venido publicando.

"Los errores legislativos que el próximo Gobierno no puede volver a cometer", es lo que parecía anotar el propio Apóstol de Andalucía desde la red social más conocida para, a continuación, ofrecer el enlace a un artículo firmado por José Antonio Méndez y publicado en el portal Alfa y Omega que el Arzobispado de Madrid edita a través de la Fundación San Agustín.

El texto recomendado por la comunidad de San Juan de Ávila tampoco se anda con demasiados rodeos. Porque a pesar de invitar a los fieles a "sopesar, en conciencia, a quién debe votar, para obtener, en conjunto, el mayor bien posible en este momento", luego ofrece un pormenorizado "repaso por la legislación más perniciosa desde el inicio de la democracia, en materia de educación, familia y vida, que urge modificar en la siguiente Legislatura" y que, realmente, reduce la "decisión cristiana" a una única opción política.

Así, además de apuntar que "la institución familiar ha sido una de las más perjudicadas en la legislación de las últimas décadas", el artículo recomendado por la página comunitaria de San Juan de Ávila critica abiertamente la Ley del Divorcio, así como la Ley que regula el matrimonio entre personas del mismo sexo.

Bajo títulos como "Lo que dijo el lobby gay", "Una mentira asesina", "La educación doblegada" o "Clases de manipulación social", el texto compartido por el Santuario y Centro Diocesano de San Juan de Ávila como si fuera una más de la citas célebres pronunciadas por el patrono del clero secular español, defiende argumentos como que las leyes relativas al aborto "son las que más han contribuido a que España esté hoy al filo del abismo demográfico", insistiendo en la necesidad de "pensarse mucho qué modelo de sociedad se quiere apoyar, en conciencia, el próximo 20-N".

Por último, el texto recoge parte de la Nota que la Conferencia Episcopal ha elaborado de cara a las próximas Elecciones Generales, y en la que se alerta expresamente del "peligro que suponen determinadas opciones legislativas, que no tutelan adecuadamente el derecho fundamental a la vida de cada ser humano, desde su concepción hasta su muerte natural, o que llegan a tratar como un derecho lo que constituye un atentado contra el derecho a la vida".

La declaración de los obispos españoles añade también que "son también peligrosos, y nocivos para el bien común los ordenamientos legales que no reconocen al matrimonio en su ser propio y específico, en cuanto unión firme de un varón y una mujer ordenada al bien de los esposos y de los hijos".

Archivos de imagen relacionados

  • Montilla SJuanAvila
Print Friendly, PDF & Email

También te podría gustar...