Asóciate
Participa

¿Quieres participar?

Estas son algunas maneras para colaborar con el movimiento laicista:

  1. Difundiendo nuestras campañas.
  2. Asociándote a Europa Laica.
  3. Compartiendo contenido relevante.
  4. Formando parte de la red de observadores.
  5. Colaborando económicamente.

Sacerdote dice que rezó para que a Sarkozy le diera ataque cardíaco

El ministro francés Hortefeux ha negado las acusaciones, provenientes especialmente de la izquierda política, de que la comunidad romaní sea atacada o estigmatizada.

Varios eclesiásticos se unieron el domingo a las críticas contra la decisión del presidente francés, Nicolas Sarkozy, de expulsar a decenas de gitanos de Francia, y un sacerdote rezó para que el mandatario tuviera un ataque cardíaco.

El padre Arthur Hervet de la iglesia de San Martin Esquermes de Lille, en el norte de Francia, dijo que había recurrido a Dios porque no creía que quienes estaban en el poder tuvieran planes de ayudar a los romaníes, sólo deportarlos, citó Reuters.

"Rezo, perdónenme, por que el señor Sarkozy tenga un ataque al corazón", dijo el sacerdote de 71 años, diciendo que se libraba una guerra contra la comunidad gitana.

El padre Hervet dijo que regresaría su medalla al mérito de la orden nacional al ministro del Interior, Brice Hortefeux, como señal de protesta.

"Me gustaría decirle al señor Hortefeux que siento que no conoce la situación, no conoce lo que esta gente está pasando", dijo el padre Hervet tras la misa dominical.

El jueves, Francia comenzó a deportar a cientos de calés a Rumania y Bulgaria, en un plan de Sarkozy contra el delito y la inmigración ilegal.

Grupos de derechos humanos y partidos de oposición han condenado la medida y dijeron que la decisión podría estigmatizar aún más a la comunidad romaní. Cerca de 200 personas fueron repatriadas el jueves y el viernes.

Christophe Dufour, arzobispo de Aix y Arles, también criticó el plan y el desmantelamiento de campamentos gitanos.

"El discurso de seguridad parece sugerir que hay gente que es menos aceptable en Francia", dijo en un comunicado pidiendo respetar los derechos de las personas y la dignidad bajo la ley francesa.

El ministro del Interior italiano, Roberto Maroni, del partido anti-inmigración Liga del Norte, aplaudió la decisión francesa y dijo que Italia buscaría la aprobación de la Comisión Europea para expulsar a los romaníes que viven de los beneficios estatales.

Sin referirse explícitamente a la situación de los gitanos en Francia o Italia, el Papa Benedicto XVI pidió desde su residencia de verano en Castel Gandolfo, cerca de Roma, por la buena voluntad y la aceptación de la diversidad.

"Las escrituras nos dicen que todos los hombres son llamados a la salvación. También es una invitación para permitir aceptar la diversidad humana, seguir a Jesús para unir a los hombres de todas las naciones e idiomas", dijo a peregrinos franceses durante la oración del Angelus.

El ministro francés Hortefeux ha negado las acusaciones, provenientes especialmente de la izquierda política, de que la comunidad romaní sea atacada o estigmatizada.

El funcionario dijo que el Gobierno seguirá su objetivo de desmantelar 300 campamentos ilegales en tres meses, además de repatriar a 700 gitanos.

Total
0
Shares
Artículos relacionados
Los alcaldes de Estepona (Málaga) y Almonte (Huelva) en la presentación de la hermandad ante la Virgen del Rocío
Leer más

Autoridades públicas en actos religiosos

De España: Ver esta publicación en Instagram Una publicación compartida de POLICÍA LOCAL VALENCIA (@policialocalvlc) De otros países:
Total
0
Share