Asóciate
Participa

¿Quieres participar?

Estas son algunas maneras para colaborar con el movimiento laicista:

  1. Difundiendo nuestras campañas.
  2. Asociándote a Europa Laica.
  3. Compartiendo contenido relevante.
  4. Formando parte de la red de observadores.
  5. Colaborando económicamente.
Marcelino Oreja y G. Card. Villot firman los Acuerdos Estado-Santa Sede de 1979 / Foto ABC

Revisando los Acuerdos Económicos del Estado con la Santa Sede de 1979

A propósito de la recaudación vía IRPF de la iglesia católica

Acabamos de conocer que la Conferencia Episcopal Española logró un nuevo récord de recaudación vía IRPF, 357,8 millones de euros a pesar del descenso de declarantes que marcar la “X de los obispos”.

Comentarios del Observatorio

Sobre esta cuestión, Europa Laica ha publicado el siguiente comunicado:

Pero además, en la rueda de prensa en la que presentaban los datos, Barriocanal adelantaba otros, que se presentarán en la Memoria de actividades de la Iglesia católica de 2022: que las colectas han crecido un 11% (382 millones), [ver aquí].

No obstante, a pesar de los datos que nos dicen que la recaudación de la iglesia católica ha aumentado, es fácil comprobar que la asignación tributaria sigue un curso inversamente proporcional a la participación de los católicos en las actividades eclesiásticas. Y mientras año a año van aumentando las subvenciones la iglesia católica (con excepción de los peores años de la crisis durante la década pasada), las celebraciones litúrgicas han ido cayendo. Baste también revisar el informe de la Fundació Ferrer i Guàrdia, Laicidad en cifras, 2022 para comprobarlo.

Vayamos ahora a los Acuerdos Económicos que en 1979 firmaba el Gobierno español (Marcelino Oreja) y la Santa Sede (G. Card. Villot), en los que, además de quedar fijadas toda una serie de exenciones, se fijaba un compromiso de la iglesia católica en cuanto a su financiación:

IV

ACUERDO ENTRE EL ESTADO ESPAÑOLV Y LA SANTA SEDE SOBRE ASUNTOS ECONÓMICOS (ver Acuerdos 1979)

1. El Estado se compromete a colaborar con la Iglesia católica en la consecución de su adecuado sostenimiento económico, con respeto absoluto del principio de libertad religiosa.

2. Transcurridos tres ejercicios completos desde la firma de este Acuerdo, el Estado podrá asignar a la Iglesia católica un porcentaje del rendimiento de la imposición sobre la renta o el patrimonio neto u otra de carácter personal, por el procedimiento técnicamente más adecuado. Para ello será preciso que cada contribuyente manifieste expresamente en la declaración respectiva su voluntad acerca del destino de la parte afectada. En ausencia de tal declaración, la cantidad correspondiente será destinada a otra finalidad.

3. Este sistema sustituirá a la dotación a que se refiere el apartado siguiente, de modo que proporcione a la Iglesia católica recursos de cuantía similar.

4. En tanto no se aplique el nuevo sistema, el Estado consignará en sus Presupuestos Generales la adecuada dotación a la Iglesia católica, con carácter global y único, que será actualizada anualmente.
Durante el proceso de sustitución, que se llevará a cabo en el plazo de tres años, la dotación presupuestaria se minorará en cuantía igual a la asignación tributaria recibida por la Iglesia católica.

5. La Iglesia católica declara su propósito de lograr por sí misma los recursos suficientes para la atención de sus necesidades. Cuando fuera conseguido este propósito, ambas partes se pondrán de acuerdo para sustituir los sistemas de colaboración financiera expresada en los párrafos anteriores de este artículo, por otros campos y formas de colaboración económica entre la Iglesia católica y el Estado.

¡Desde 1979 existe un compromiso (punto 5) que la iglesia católica no cumple! Compromiso que ningún Gobierno ha exigido.

Aumenta la recaudación vía IRPF, aumentan las “colectas” y seguimos igual después de más de 40 años; al parecer la iglesia católica aún no es capaz de lograr por sí misma los recursos suficientes para la atención de sus necesidades.

Y entonces…

Seguir exigiendo la derogación de los Acuerdos con la Santa Sede

Seguir exigiendo que en la declaración de la Renta desaparezca la casilla de asignación tributaria a la Iglesia Católica

Entretanto, seguir pidiendo a quienes tengan que hacer la declaración de la Renta que dejen en blanco las “casillas de la iglesia y de fines sociales”

Y, por supuesto, para una plena realización de los principios de laicidad, neutralidad y separación Iglesia-Estado, sería preciso que los modelos de financiación de las confesiones religiosas descansaran sobre el esfuerzo de los fieles y no de los Estados.

Y Europa nos brinda, para ello, algunos ejemplos de financiación de las religiones a través de sus fieles: En Alemania, el Estado recauda el impuesto eclesiástico pagado a las iglesias, un 9% del salario mensual de cada católico. Austria al igual que en Alemania, la contribución eclesiástica se calcula a partir de los ingresos anuales imponibles de los miembros de la iglesia con la diferencia de que no recauda el Estado sino directamente las diócesis. La “tarifa de la iglesia” se paga también en Suecia y en Finlandia, recaudación que en ambos casos realizan las autoridades fiscales. En Francia, aunque las iglesias reciben financiación estatal, éstas dependen, en su mayor parte, de las donaciones de sus miembros y en los Países Bajos, son las iglesias mismas las encargadas de conseguir financiación…

Total
0
Shares
Artículos relacionados
Leer más

Datos sobre creencias y religiosidad en España

Desde el Observatorio recopilamos los datos del Barómetro del CIS y ofrecemos una representación visual en gráficas de…
El alcalde de Pamplona, Joseba Asiron, saluda a un grupo de ciudadanos al término de la procesión en honor a San Fermín.Ainhoa Tejerina.EFE
Leer más

Autoridades públicas en actos religiosos

De España: De otros países:
Total
0
Share