Represión y discriminación religiosa en Bahréin

Las fuerzas policiales del régimen de Bahréin, bajo el mandato de la monarquía Al Jalifa, en el marco de la sistemática represión y persecución religiosa, atacaron a un grupo de musulmanes chiís que participaban en una procesión religiosa durante el aniversario del martirio del Imam Hussein. A su vez, miles de bahreiníes organizaron el domingo una manifestación para condenar la represión.

Soldados de Bahréin coparon este martes las calles en el pueblo de Nuwaidrat, situada a unos 10 kilómetros al sur de la capital, Manama, en vehículos blindados cuando miles de personas marchaban para observar los rituales de la festividad religiosa Ashura. Los militares antidisturbios del régimen de Bahréin reprimieron con balas de goma y dispararon gases lacrimógenos para dispersarlos.

El sábado, las tropas bahreiníes también atacaron a los chiís en el marco de la misma festividad en varias aldeas de todo el país. A su vez, destruyeron y eliminaron todas las pancartas, banderas y telas que los fieles utilizaban.

La comunidad chií de Bahréin continúa denunciando la sistemática discriminación que sufren por parte del Estado de la isla del Golfo Pérsico. El principal bloque de oposición de Bahréin, la Sociedad Nacional Islámica al-Wefaq, exigió al régimen de Manama detener los arrestos de civiles por sus creencias religiosas en el país.

El domingo, miles de ciudadanos tomaron las calles de la localidad de Duraz, al norte de la capital de Bahréin de Manama, para condenar los constantes ataques que el régimen gobernante del país a la comunidad. Según los informes, la policía se enfrentó a los manifestantes en el pueblo oriental de Ma’ameer, disparando gases lacrimógenos para dispersar a la gente.

Desde mediados de febrero de 2011, miles de manifestantes celebran numerosas manifestaciones en las calles de Bahréin, pidiendo que la familia real Al Jalifa abandone el poder. En marzo de 2011, las tropas de Arabia Saudita y los Emiratos Árabes Unidos fueron enviados a Bahréin para ayudar a sofocar las protestas contra el régimen en Manama, capital del país.

Según  el movimiento bahreiní “Al-Ahrar”, actualmente más de 20.000 paquistaníes operan en las tropas del régimen Al Jalifa para silenciar las marchas populares, iniciadas el 2011. Los informes develados sobre la operación de las fuerzas extranjeras, indican que los militares desplegados en Bahréin ganarán cuatro veces más que en su propio país.

Decenas de ciudadanos de bahreiníes han sido asesinados y cientos más heridos y detenidos en la sistemática represión contra las manifestaciones pacíficas. En junio, la Oficina del Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos censuró el régimen de Manama para violaciones a los derechos humanos. Un total de 46 miembros del organismo internacional expresaron su profunda preocupación por la represión del régimen de Al Jalifa contra los manifestantes pacíficos.

represión en Bahrein 2014

Archivos de imagen relacionados

  • represión en Bahrein 2014
Print Friendly, PDF & Email

También te podría gustar...