Remarca consejera de CDHDF obligaciones del Estado laico

La Consejera de la Comisión de Derechos Humanos del Distrito Federal (CDHDF), Patricia Galeana, advirtió que un Estado Laico como el mexicano, no debe ni puede imponer normas religiosas ni metafísicas sobre ningún tema.

Agregó que la educación sexual para decidir el acceso a anticonceptivos para prevenir, además de la despenalización del aborto para no morir, sintetizan el reclamo de las mujeres del país.

Durante la presentación del libro "Los derechos reproductivos de las mujeres en México", destacó como ser humano, las mujeres son capaces e independientes para decidir sobre su propio destino y no meros objetos para la reproducción.

Subrayó que los derechos reproductivos de la mujer incluye el ejercicio de su sexualidad, por lo que resulta importante la educación en la materia para que conozca el uso de anticonceptivos y evite embarazos no deseados.

Además dijo, que sepa que tiene derecho a interrumpir voluntariamente el embarazo cuando no se está en condiciones de ser madre. Destacó que según un estudio del Grupo de Información de Reproducción Elegida (GIRE), sólo en el estado de Yucatán se autoriza el aborto por razones socioeconómicas graves, cuando la mujer ya tiene por lo menos tres hijos.

Esto, dijo, a pesar de que las 31 entidades y el Distrito Federal autorizan el aborto en casos de violación, 29 cuando hay riesgo para la vida de la mujer, 30 cuando es aborto imprudencial, 14 por malformaciones genéticas o congénitas, 11 por riesgo para la salud de la mujer y 8 por inseminación artificial no consentida.

Dijo que no obstante que existe este marco jurídico, la práctica de abortos en condiciones seguras es marcadamente restringido.

La mayoría de los códigos penales estatales, dijo, carecen de los instrumentos normativos adecuados para dar cumplimiento a las leyes, mientras que los hospitales públicos tienen poca capacidad para la atención de abortos legales.

La situación del aborto en el país ha cambiado, a partir de la criminalización de las mujeres por abortar, dijo la también directora del Museo de la Mujer.

La lucha por los derechos de la mujer, expresó, ha sido larga y difícil, primero fue por sus derechos laborales, después por la educación y sus derechos políticos y finalmente por su derecho a la salud y por una vida libre de violencia, por lo que se debe evitar un retroceso.

Consideró que la despenalización del aborto reconoce los derechos humanos de la mujer, consagrados en la Constitución mexicana y recomendados en los tratados internacionales firmados por el país, además de ser un acto de justicia social necesario para resolver un problema de salud pública.

Print Friendly, PDF & Email

También te podría gustar...