Asóciate
Participa

¿Quieres participar?

Estas son algunas maneras para colaborar con el movimiento laicista:

  1. Difundiendo nuestras campañas.
  2. Asociándote a Europa Laica.
  3. Compartiendo contenido relevante.
  4. Formando parte de la red de observadores.
  5. Colaborando económicamente.

Protestas en Polonia tras la muerte de una mujer a la que se le negó un aborto

Poco después de la muerte del feto, que carecía de líquido amniótico, la mujer también murió debido a un shock séptico.

Grupos defensores de los derechos de las mujeres han convocado para este martes manifestaciones en Polonia bajo el lema «Ni uno más» para protestar por la muerte de una mujer embarazada a la que se le negó un aborto. Los activistas culpan de su muerte a la prohibición casi total del aborto introducida por el Tribunal Constitucional de Polonia el año pasado.

La mujer de 30 años murió de shock séptico en la semana 22 de embarazo. Los médicos no realizaron un aborto, pese a que el feto carecía de líquido amniótico, de acuerdo con un abogado de la familia.

La joven estuvo en contacto con su familia y amigos durante la hospitalización y les informó de que los médicos habían decidido “abstenerse de vaciar el útero hasta que el feto muriera”, algo que ella vinculó a la prohibición casi total del aborto introducida el año pasado en el país.

Me está subiendo la fiebre. Espero no tener sepsis o no saldré

Poco después de la muerte del feto, la mujer también murió debido a un shock séptico. Según los informes, uno de los últimos mensajes de texto que envió decía: “Me está subiendo la fiebre. Espero no tener sepsis o no saldré”.

El Tribunal Constitucional polaco determinó el año pasado que el aborto por malformaciones fetales graves, como enfermedad o discapacidad, es contrario a la Constitución. Antes de la restricción, las mujeres en Polonia podían tener abortos solamente en tres casos: si el embarazo era resultado de un delito, como violación, si la vida de la mujer estaba en peligro o en caso de deformidades graves del feto.

La dirección del hospital emitió un comunicado en el que dijo que el personal “se suma al dolor” de sus seres queridos por lo ocurrido y ha señalado que los médicos y comadronas hicieron todo lo que pidieron para salvar la vida de la mujer y su feto.

«Los avances de la Medicina han reducido significativamente los riesgos, pero lamentablemente, todavía no los ha descartado». «Los médicos hicieron todo lo que estuvo a su alcance, libraron una dura batalla con la paciente y su bebé», ha añadido.

La Fiscalía investiga si la muerte fue consecuencia de una negligencia

La Fiscalía está investigando el caso para saber si la mujer recibió la atención médica adecuada y si su muerte fue consecuencia de una negligencia, pero el hospital en su defensa dijo que «solo hay que destacar que todas las decisiones médicas se tomaron teniendo en cuenta las disposiciones legales y los estándares de conducta en vigor en Polonia”.

Aunque la mujer murió a fines de septiembre su caso se hizo público la semana pasada cuando la abogada que representa a la familia publicó información y una declaración de la familia en las redes sociales.

Total
2
Shares
Artículos relacionados
Total
2
Share