Prisión para nueve hombres que provocaron un tumulto con proclamas religiosas evangélicas en el metro de Valencia

La retórica encendida del grupo evangélico generó pánico entre algunos viajeros al confundirlos con terroristas

El juzgado de Instrucción número 6 de Valencia ha impuesto prisión eludible con una fianza de 12.000 euros a nueve acusados de un peculiar delito de desórdenes públicos. El sábado por la noche, los hombres, de nacionalidad alemana y pertenecientes a un grupo evangélico, entraron provistos de un megáfono, una gran cruz y un buen puñado de panfletos en la Línea 3 de Metrovalencia y empezaron a proclamar que el vagón estaba repleto de pecadores, que todos iban a morir y que arderían en el infierno.

El volumen y el contenido de las proclamas generaron reacciones de pánico entre algunos pasajeros, que pensaron que se trataba de un ataque terrorista, según ha adelantado este lunes Las Provincias y han confirmado la policía y Ferrocarrils de la Generalitat Valenciana.

Los hombres, que hacían proselitismo, se subieron en la estación de Xàtiva, en el centro de Valencia. Dos paradas más tarde, en la estación de Albereda, parte de los viajeros salieron apresuradamente del vagón entre empujones y carreras.

El servicio de control de Metrovalencia observó lo que estaba sucediendo a través del circuito interno de vídeo. Al mismo tiempo, varios pasajeros llamaron por teléfono al número de Emergencias de la Generalitat y a la policía, alertando de un posible ataque por parte de extranjeros ataviados con túnicas.

El conductor detuvo el convoy en la estación de Albereda, situada bajo el conocido como puente de Calatrava que salva el antiguo cauce del Turia. Agentes de seguridad del metro entraron en el vagón e invitaron a los proselitistas a apearse, a lo que estos se negaron, según un portavoz de Ferrocarrils de la Generalitat.

Poco después llegaron a la estación varios agentes de seguridad ciudadana de la Policía Nacional, que los detuvieron y los condujeron a la comisaría de Zapadores, en cuyos calabozos pasaron la noche antes de pasar a disposición judicial.

Print Friendly, PDF & Email

También te podría gustar...